Política Mexicana y Cosas Peores

= LA NUEVA EXPERIENCIA... QUE DA LA EXPERIENCIA =
 
ÍndiceindexGaleríaMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 La adición de las drogas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: La adición de las drogas   Sáb Ene 31, 2009 3:11 pm

Drogadicto



Maestros, ustedes están en una situación única para desempeñar un papel sumamente importante en la prevención de las drogas. Los niños en edad escolar pasan gran parte del día en el salón de clases, y a menudo se considera a los maestros como los modelos a seguir de los niños. Después de la influencia de los padres, la influencia que pueden tener los maestros en sus alumnos ayudara a formar la persona en que se convertirá el niño más adelante en su vida.

Los padres de familia y los maestros pueden formar un fuerte equipo de prevención del uso de drogas; los padres, educando a sus hijos en la casa acerca de los peligros de las drogas, y los maestros, reforzando esa educación mediante actividades en el salón de clases. Esta página electrónica cuenta con vínculos con recursos de prevención de drogas y educación, incluyendo planes de lecciones y actividades para el aula de clases. Estos recursos pueden ayudarle, como maestro, a educar a sus alumnos respecto a los peligros de las drogas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Dom Feb 01, 2009 8:27 pm

INHALANTES: CONSEJOS PARA LOS MAESTROS


Programas de Prevención Basados en la Escuela

Estudios recientes demuestran que el problema del uso de inhalantes va en aumento y que la necesidad de que haya más educación al respecto en el salón de clases es cada vez más evidente. Con la ayuda de educadores informados y un programa de calidad, los educadores pueden combatir este peligroso enemigo y llevar a cabo cambios significativos en los elevados índices de uso de sustancias inhaladas. Isabel Burk, consultora de prevención de drogas, ha desarrollado lineamientos para profesionales de la educación para que hablen con sus alumnos acerca de las sustancias inhaladas. Además, para asegurar el conocimiento de los estudiantes y cada nivel y reforzar sus habilidades e información existentes, nos sugiere las siguientes estrategias:

De 4 a 7 años de edad:

Explique la importancia del oxígeno para la vida y el funcionamiento del cuerpo.

Hable de la necesidad de que haya supervisión por parte de los padres de familia y una ventilación adecuada de la habitación para los productos de limpieza, solventes, pegamentos y otros productos.

Sea un buen modelo a seguir; deje que sus alumnos lo vean leer las etiquetas y seguir las instrucciones.

De 7 a 10 años de edad:

Defina y hable del término "tóxico"; los alumnos pueden practicar leer las etiquetas y seguir las instrucciones.

Explique la importancia del oxígeno para la vida y su funcionamiento, con énfasis en los sistemas corporales y en las funciones cerebrales.

Hable de la necesidad de que haya supervisión de los padres de familia, seguir las instrucciones y tener una ventilación adecuada de las habitaciones.

Sea un buen modelo a seguir; deje que sus alumnos lo vean leer las etiquetas y seguir las instrucciones.

Hable de la “contaminación del cuerpo” y anime a sus alumnos a no permitir que contaminen su cuerpo ni introduzcan venenos en su cuerpo.

De 10 a 14 años de edad:

Hable de los efectos negativos de la falta de oxígeno.

Explique y refuerce las habilidades de resistencia del grupo.

Hable de las toxinas ambientales y temas de seguridad personal.

De 14 a 18 años de edad:

Describa y hable de las implicaciones de otros gases que reemplazan al oxígeno en la sangre.

Describa y hable de los efectos a corto y largo plazo de inhalar productos tóxicos.

Describa y hable de los efectos negativos de las sustancias químicas volátiles en el tejido graso del cuerpo.

Si es apropiado, facilite el acceso a consejeros u otros profesionales calificados.

Responda a preguntas relacionadas con productos específicos describiendo los efectos y consecuencias negativos.

Además de la información anterior, existen algunos puntos clave que deben y no deben hacerse en los programas de prevención basados en la escuela.

SI:

Revise las políticas escolares respecto al uso de drogas y servicios de referencia

Proporcione capacitación a todo el personal de la escuela así como a los padres de familia

Inicie esfuerzos de prevención con alumnos desde 5 años como mínimo
Relacione las inhalantes con temas de seguridad y temas ambientales
Verifique el nivel actual de conocimientos

Enseñe y refuerce las habilidades apropiadas:

leer etiquetas

precauciones de seguridad

seguir las instrucciones

habilidades para tomar decisiones

reconocimiento de venenos o toxinas

habilidades para negarse a inhalar o ingerir sustancias

conocimiento de síntomas físicos

NO:

Alabe o promueva el uso

Dependa de tácticas amedrentantes

Diga mucho antes de tiempo

Dé detalles sobre “como se usan” o sobre productos cuyo abuso está de moda

Limite la prevención a los grados de educación secundaria

Relacione las inhalantes con las drogas o una unidad de drogas
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Mar Feb 03, 2009 3:12 pm

Asi ven las drogas de diseño los adictos a ellas




DROGAS, CUESTIÓN DE MERCADO

El arte del comerciante consiste en llevar una cosa desde el sitio donde abunda

al lugar donde se paga cara

Sir Lawrence Olivier

EN LA "GUERRA" en contra del narcotráfico (jejeje), no debe perderse de vista la situación del mercado. Y es que, de acuerdo a un informe de la estadounidense Drug Enforcement Administration (DEA) hecho público a mediados de diciembre anterior, el precio de la cocaína en los Estados Unidos se ha elevado significativamente en los 21 meses anteriores, mientras la pureza de ese estupefaciente ha decaído. Tal indicaría, de acuerdo a las leyes de la oferta y la demanda que, "aunque no lo parezca, vamos ganando".

Señala ese reporte que, de enero de 2007 a septiembre de 2008, el precio por un gramo de cocaína pura habría crecido 89 por ciento, pasando de 96 dólares con 61 centavos a 182 dólares con 73 centavos.

La calidad de la coca, en cambio, habría caído de un 67 a un 46 por ciento.

Tales cifras, empero, parecen engañosas a organizaciones civiles estadounidenses que se manifiestan contrarias a los apoyos que su gobierno concede a Colombia y ahora a México para combatir el narcotráfico.

La situación que estas ONG’s presentan es diametralmente opuesta, pues sus indagaciones resultan en que el precio de la cocaína por gramo puro en las calles de los EU se mantenido más o menos estable durante los últimos 25 años, y que en los más recientes se redujo, en tanto que su pureza aumentó, dato este último que constituye de hecho una caída adicional en el precio.

Todo ello, apuntan , pese a los 31 billones --31 mil millones— de dólares gastados en labores de interdicción de las drogas y de control de los cultivos desde 1997, incluso $5.4 billones gastados en Colombia – la fuente de 90 por ciento de la cocaína en los Estados Unidos – desde que el Plan Colombia empezó en 2000;

Las pruebas disponibles indican que la continuación en los precios bajos y en descenso obedecen a una oferta robusta y corriente de cocaína, en vez de por una disminución o colapso en la demanda;

En pocas palabras, los esfuerzos de EU en el lado de la oferta para reducir el consumo de cocaína combatiendo su arribo a ese territorio, han fracasado. Peor aún si se considera que anualmente crece el número de consumidores o adictos, lo que indica también que cada vez más ingresan más drogas.

Oferta y demanda también rigen el mercado de las armas, un derivado importante de esta "guerra" (jejeje) contra el narcotráfico. La devaluación del peso desde finales de 2008 también fue inexorable con un mercado que, pese a ser ilegal, subsiste desde hace tiempo en el hampa: la venta y el alquiler de armas de fuego a los delincuentes.

El mercado de armas importadas, por supuesto, reveló un incremento notable, tal vez superior a la cotización actual del dólar, según confiaron fuentes policiales y de la justicia penal que, a diario, tienen contacto con este tipo de delitos.

Y aunque hay dos mercados –uno, legal, auspiciado por la Secretaría de la Defensa Nacional--, el "negro" es el más importante. En México "cada día ingresan… unas 2 mil armas ilegales", indicó en entrevista periodística (17/06/07) Cuauhtémoc Sandoval, de la Comisión de la Defensa Nacional de la Cámara de Diputados.

México también tiene un papel destacado en el tráfico de armas hacia el sur.

La proliferación de armas ligeras ha crecido en los años recientes y ha contribuido a la comisión de delitos como asaltos y secuestros, ha advertido la organización no gubernamental británica International Alert en su informe Armas pequeñas en América Latina.

Ahí mismo se subrayan las disparidades entre las leyes mexicanas y la legislación federal y estatal de Estados Unidos, lo que facilita el flujo ilegal de armas ligeras hacia el sur.

México también está catalogado entre los fabricantes pequeños de armas, con una producción equivalente a un millón de dólares al año.

Se trata de una industria en pequeña escala que incluye producción de armas bajo licencia de FN Herstal, de Bélgica, y de Heckler & Koch, de Alemania.

International Alert insiste en que, sin embargo, no hay transparencia ni información oficial sobre la cantidad de armas ilegales que pueden existir en México.

Todo, pues, es cuestión de mercado. Un mercado que con sus grandes flujos de dinero, ha permitido a los bancos sobrevivir a sus crisis en los últimos años.

Índice Flamígero: Si usted siente náuseas con las ácidas aventuras de "El Pozolero", espere a que se haga público cómo es que otro grupo delincuencial "desaparece" a sus contrarios en chiqueros. Cerdos hambrientos, no alimentados durante un par de semanas, dan cuenta de los cuerpos en escasos minutos. "No quedan ni los huesos", se ríen.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nomada
Posteador
Posteador
avatar

Cantidad de envíos : 372
Edad : 55
Localización : Noruega
Fecha de inscripción : 06/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Jue Feb 05, 2009 3:52 pm

Hola Salgado:
No habia tenido tiempo, asi que no habia visto este interesantisimo y actual reportaje que presentas. Si me permites una observacion: creo que de acuerdo al impacto del tema seria muy recomendable que lo movieras al foro "General", digo, para que mas personas lo lean...aunque ese no es ningun problema para ti, porque aunque el foro "Cultural" esta un tanto perdido ya llevas 146 visitas, por lo cual te felicito sinceramente.

Como siempre: muy buen tema cheers

_________________
Que sabe Sartre de la angustia si el nunca pario un hijo?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://nomada65.blogspot.com/
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Jue Feb 05, 2009 7:22 pm

ALCOHOL



cerveza, vino, licor, licor de malta, bebidas alcohólicas



El alcohol afecta a tu cerebro. Ingerir alcohol provoca una falta de coordinación, mala capacidad de juicio, reflejos más lentos, vista distorsionada, lapsos de memoria, incluso lagunas mentales.

El alcohol afecta a tu cuerpo. El alcohol puede dañar todos los órganos de tu cuerpo. Se absorbe directamente en tu torrente sanguíneo y puede aumentar el riesgo de contraer una variedad de enfermedades que pueden amenazar la vida, incluyendo el cáncer.

El alcohol afecta tu autocontrol. El alcohol deprime tu sistema nervioso central, reduce tus inhibiciones y tu capacidad de juicio. Beber puede llevarte a adoptar conductas arriesgadas, incluso a tener relaciones sexuales sin protección. Esto puede exponerte al VIH/SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual u ocasionar embarazos no deseados.

El alcohol puede matarte. Beber grandes cantidades de alcohol puede conducir a un estado de coma o incluso a la muerto. Además, en 1998, el 35.8 por ciento de los fallecimientos en accidentes de tránSitio de personas de 15 a 20 años de edad estuvieron relacionados con el alcohol.

El alcohol puede lastimarte – incluso si no eres tú quien esté bebiendo. Si estás rodeado de personas que están bebiendo, corres un mayor riesgo de resultar con lesiones graves, participar en accidentes automovilísticos o ser víctima de la violencia. Como mínimo, tienes que lidiar con personas que se sienten mal, están fuera de control o no pueden cuidarse por si mismas.



Conoce la ley. La compra o posesión de alcohol es ilegal si tienes menos de 21 años.

Entérate de los hechos. Una bebida puede hacer que no pases la prueba de aliento alcohólico. En algunos estados, los menores de 21 años a quienes se les encuentre con cualquier cantidad de alcohol en su sistema pueden perder su licencia de automovilista, estar sujetos a una dura multa, o a que se les confisque el vehículo de forma permanente.

Mantente informado. Ser bebedor significa tomarte cinco o más bebidas en cada ocasión. Alrededor del 15 por ciento de los adolescentes son bebedores durante cualquier mes del año.

Conoce los riesgos. Mezclar el alcohol con medicamentos o drogas ilícitas es sumamente peligroso y puede causar una muerte accidental. Por ejemplo, las interacciones entre el alcohol y los medicamentos podrían ser un factor en por lo menos 25 por ciento de los casos que se atienden en las salas de urgencias.

Conserva la ventaja. El alcohol puede hacerte subir de peso y tener mal aliento.

Observa a tu alrededor. La mayoría de los adolescentes no beben alcohol. Los estudios demuestran que el 70 por ciento de las personas de 12 a 20 años no han ingerido bebidas durante el mes anterior.



¿Cómo puedes saber si un amigo tiene problemas con la bebida? A veces es difícil de notar. Sin embargo, hay señales que puedes tratar de identificar. Si un amigo tuyo muestra una o más de las siguientes señales, podría tener problemas con el alcohol:

Se embriaga con regularidad
Miente respecto a cuánto alcohol ingiere
Cree que el alcohol es necesario para divertirse
Tiene resacas frecuentes
Se siente abatido, deprimido, o hasta suicida
Tiene "lagunas mentales" – olvida que hizo cuando estuvo bebiendo
Tiene problemas en la escuela o se mete en problemas legales


P. ¿La cerveza y el vino no son más “seguros” que el licor?
R. No. Una cerveza de 12 onzas tiene casi tanto alcohol como un trago de licor de 1.5 onzas, una copa de vino de 5 onzas, o una bebida a base de vino (“wine cooler”).

P. ¿Por qué los adolescentes no pueden beber si sus padres sí pueden?
R. El cuerpo de un adolescente está todavía en desarrollo y el alcohol tiene un impacto tremendo en su bienestar físico y mental. Por ejemplo, las personas que empiezan a beber antes de los 15 años tienen cuatro veces más probabilidades de desarrollar problemas de alcoholismo que aquellas que empiezan a beber a los 21 años.

P. ¿Cómo puedo decir no al alcohol? Me da miedo estar fuera de lugar.
R. Recuerda, estás bien acompañado. La mayoría de los adolescentes no beben alcohol. Además, no es tan difícil rehusarte a como te lo imaginas. Trata de decir: "No, gracias," "No tomo," o "No me interesa."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Vie Feb 06, 2009 10:23 pm

Adicto preparandose una dosis de heroina







Inhalantes

Otros nombres:
nitrógeno, gas de la risa, aerosoles, líquidos delimpieza, disolventes

Tipo de droga:
Otra droga

Forma de Consumo:
Inhalando el vapor

Efectos:
• Dolor de cabeza
• Dolor abdominal
• Cambios drásticos de humor y conducta violenta
• Disminución o pérdida del sentido del olfato
• Náuseas
• Sangrado de la nariz
• Daños en el hígado, los pulmones y los riñones
• Peligrosos desajustes químicos en el cuerpo
• Cansancio, falta de coordinación
• Disminución del ritmo cardíaco y respiratorio
• Hepatitis por el uso prolongado
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Sáb Feb 07, 2009 10:28 pm

LSD


Las drogas alucinógenas fueron bautizadas por el doctor Humphrey Osmond como "psicodélicas" porque inducen a la psique a experimentar sensaciones extáticas y místicas y episodios alucinatorios. El nombre científico de la droga es diatilamida del ácido lisérgico (LSD).

Es un compuesto sintético obtenido en el laboratorio en l953 por el médico suizo Albert Hoffmann, a partir de la mescalina y la psilocybina, elementos ambos que se encuentran en la naturaleza.La mescalina se extrae del peyote, un cactus oriundo de México y América Central. La psilocydina es el ingrediente activo de un hongo mexicano. Ambas sustancias producen efectos similares al LSD, pero su potencia es mucho menor.

En la jerga de los adictos al LSD se le dice "ácido", "viajes" y "hongos", entre otros nombres. El LSD se presenta en forma de tabletas cilíndricas o cuadraditos gelatinosos.

Las sustancias alteradoras de la mente pueden provocar efectos negativos que se contraponen a las expectativas que despiertan. El LSD es una droga tan impredecible que si el usuario no está preparado para la experiencia o está psicológicamente alterado, puede tener un pésimo "viaje". Los efectos buscados son el aumento de la sensibilidad hacia los sonidos y los colores, la exaltación del humor, la disociación, la embriaguez y la relajación, pero esto se da solamente en un 50% de las experimentaciones.

Los efectos físicos que produce el LSD son:

· Taquicardia.

· Hormigueo y entumecimiento en las extremidades.

· Aumento de la temperatura corporal.

· Dilatación de las pupilas.

· Debilidad y pérdida de peso.

· Escalofríos.

· Vértigo.

· Vómitos.

En el plano psíquico:

· Afecta la creatividad.

· Produce mente flotante y sinestesias.

· Perturba las emociones y genera cambios de humor.

· Provoca depresión y confusión mental.

· Activa la ansiedad y lleva a la desesperación.

· Crea delirios persecutorios.

· Lleva a la locura.

El LSD tiene además un valor residual que hace experimentar los mismos efectos, aun pasadas varias semanas o incluso meses de haberlo consumido.

En cuanto a las secuelas que deja esta droga, los resultados de algunos estudios preliminares hacen sospechar alteraciones cromosómicas y reacciones de tipo psicótico en personas con historial psicopatológico.

Una droga similar al LSD es la PC o "Polvo de ángel", que apareció en 1959 y fue utilizada como anestésico y luego descartada por los médicos. El "Polvo de ángel" muy popular en la década del ’70.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Lun Feb 09, 2009 7:48 pm

El pago de vender drogas y ser capturado





Padres Drogadictos.

Padres Drogadictos, como ayudar a los padres drogadictos, que actitudes tomar, como reconocer que nuestro/s padres se droga/n, datos a tener en cuenta para hablar y ayudarlos y toda la información para hijos de padres Drogadictos.

Un refrán muy conocido dice que las apariencias engañan. Y ese podría ser el caso del hijo de tu vecino o de la mejor amiga de tu hija. Ellos aparentan ser jóvenes perfectamente normales y que disfrutan de una vida alegre. Pero detrás de sus dulces rostros, guardan un gran secreto del cual sienten que no pueden hablar: mi mamá o mi papá es un alcohólico o drogadicto.



Cuando los jóvenes crecen en un hogar en el que uno de los padres abusa de sustancias controladas, pueden desarrollar problemas que potencialmente perduren toda su vida. Corren el riesgo de sufrir de depresión y ansiedad, a menudo carecen de destrezas sociales/interpersonales o de otro tipo y tratamienton una probabilidad mayor de desarrollar problemas de abuso de sustancias controladas que los jóvenes que no tratamienton un padre adicto.



Los jóvenes de padres que abusan de sustancias controladas también pueden sentirse aislados, avergonzados o temerosos de traer amigos de visita a su casa. Los expertos dicen que estos jóvenes necesitan adultos comprensivos que los ayuden, aunque sea sólo para conversar de la situación, demostrándoles que desahogarse al respecto no significa que estén traicionando a sus padres. Estos adultos de confianza (como parientes, amigos, maestros, entrenadores o el personal de enfermería de la escuela) pueden ayudar a los jóvenes de padres que abusan de sustancias controladas a sentirse menos solos, faltos de cariño y confundidos por las acciones de sus padres. Estos adultos comprensivos pueden hacerles entender que la situación por la que están pasando no es su culpa, ya que ellos no pueden curar a sus padres y probablemente no pueden mejorar lo que está pasando.



Los adultos pueden reconocer a los jóvenes que sufren de este tipo de problema si están atentos a señales como: llegar tarde a la escuela, la tendencia de mantenerse apartados de otras personas, inestabilidad en el desempeño académico y en otras funciones y/o el padecimiento de enfermedades físicas como dolores de cabeza o de estómago sin causa aparente. A veces, el mero hecho de conversar en un ambiente familiar o en la escuela sobre su situación particular es suficiente apoyo para un niño. En otras ocasiones, estos jóvenes necesitan ayuda a través de un grupo de apoyo como Alateen. Por ejemplo, una niña de 12 años que participa en un programa de apoyo para jóvenes de padres que abusan de sustancias controladas dijo: "El grupo es como una familia para mí. Está lleno de personas jóvenes que me entienden y me siento segura ahí. Frecuentemente me recuerdan que no es mi culpa y me brindan esperanza".

Los adultos comprometidos que trabajan a diario con hijos de padres que abusan de sustancias controladas se pueden convertir en un apoyo permanente para estos jóvenes.




Drogadictos cada vez más jóvenes

Hemos hecho referencia en muchas oportunidades a los problemas que enfrentan la niñez y juventud
Nuestra recurrencia a ese tema se basa en el elemental argumento de que en sus integrantes está depositado el futuro, la continuidad misma de la Argentina; su desarrollo armónico y equilibrado es una tarea que incumbe a las actuales generaciones que tienen poder de decisión para actuar tanto sobre esos menores como sobre las condiciones en que se desenvuelven.

El país que tenemos ahora, bueno o malo, según cada cual lo considere desde la óptica de su propia experiencia es el que nos legaron nuestros mayores. Si alguien adhiere a la primera proposición, es misión de quienes en la actualidad vivimos en él hacerlo todavía mejor; si a la segunda, corresponde que se lo encarrile dentro de condiciones de justicia y progreso acordes con sus enormes posibilidades.

El caso es que quienes hereden ese país por desaparición de quienes hoy son mayores o por el simple hecho del recambio generacional que se produce en ciertas etapas de la vida, ven comprometido su futuro por las carencias y falencias que se dan en el presente.

Hemos hecho ya referencia a los cambios de valores que deben dar sustento ético a la sociedad nacional; antiguos conceptos caen en la consideración general por considerarse que han perdido vigencia frente a los cambios que traen las nuevas épocas; pero no aparecen los que puedan congregar a todos, mayores y menores, en un proceso de superación.

Los jóvenes del presente, y esto ciertamente no los incluye a todos, sino a una parte considerable de su generación, tienen problemas en materia de capacitación, tema que ya ha sido objeto y lo seguirá siendo de esta columna. Pero deben ser agregados otros que se ven potenciados por una inadecuada preparación y una creciente falta de contención.

Así, entre la ignorancia y la desatención, faltos de guía y consejo, muchos jóvenes no sólo fracasan en sus estudios, sino que ingresan en hábitos que pueden llegar a marcar en forma definitiva su fracaso como seres humanos.

Hace algunos días, Los Andes dio cuenta de que los organismos encargados de estudiar las pautas de comportamiento de los sectores juveniles han determinado que la edad de inicio de muchos adolescentes en consumos peligrosos, como el de marihuana y alcohol, ha bajado desde la edad de quince años a la de trece.

Esto marca una situación peligrosa. Si una persona de mayor edad tiene pocas posibilidades de escapar de este tipo de hábitos incluso cuando los ha adquirido en etapas posteriores de la vida, cabe preguntarse qué posibilidades tienen esos adolescentes de abandonar el consumo de drogas con un inadecuado bagaje de conocimientos y escaso o nulo control por parte de sus núcleos familiares, los que en muchos casos ni siquiera existen.

A lo señalado, debe agregarse que se están haciendo disponibles otro tipo de sustancias que son ofrecidas y consumidas por adolescentes y hasta niños: pasta base de cocaína, de extraordinario poder adictivo y tóxico, es uno de los venenos a que acceden chicos de la calle y otros que formalmente cuentan con hogares debidamente constituidos. A esto deben agregarse sustancias industriales, como el tolueno y algunos combustibles, y productos de laboratorio destinados a potenciar los efectos del alcohol.

De alguna forma debe la Argentina enfrentar este real y concreto peligro: son muchos los jovencitos que caen en las garras de los traficantes -que ahora pretenden se despenalice el comercio de marihuana- y que difícilmente puedan abandonar esos hábitos sin un programa de ayuda que englobe y supere a los que ahora se encuentran en vigencia, en muchos casos encarados por entidades intermedias no oficiales.

Los efectos destructores de estos consumos se evidencian tanto en el comportamiento de los jóvenes en las aulas como en sus hogares; y cuando no pueden conseguir la sustancia a la cual están acostumbrados, no pocos salen a robar y hasta a matar para asegurarse un adecuado suministro, el que cada vez debe ser mayor.

No puede la generalidad de la sociedad argentina desentenderse del problema en la errónea concepción de que afecta a otros y es a ellos a quienes corresponde enfrentarlo.

Muchas tremendas sorpresas se han dado en el seno de hogares cuando los progenitores se llegaron a percatar que uno de sus hijos había optado por consumir drogas, pese a sus consejos en otro sentido.



Un nuevo centro trata en Donostia a padres drogadictos con hijos de 0-3 años
agipad ofrece una atención "integral y específica" también para embarazadas
El servicio, pionero en el Estado, fue inaugurado ayer por el lehendakari, quien lo definió como un "referente europeo"

El diputado general, Markel Olano, y el lehendakari Ibarretxe destapan la placa del nuevo centro ante la mirada del presidente de Agipad.Foto: r. plaza
ana úrsula soto enviar a un amigo imprima este texto texto normal texto medio texto grande

Donostia. El lehendakari Juan José Ibarretxe inauguró ayer en Donostia un centro "pionero en el Estado" de tratamiento "integral y específico" de drogodependencia a mujeres embarazadas o personas con hijos a su cargo menores de tres años.

"Pregúntale si sabe que no hay nada que me aleje de él, él es parte de mi alma, de mis entrañas y de mi piel", cantó al término del acto la ex integrante de Mocedades, Idoia Arteaga, recogiendo, en definitiva, el espíritu con el que nace este servicio, cuya Comunidad Terapéutica se ubica en el alto de Zorroaga.

Fernando Ibarreta, presidente de la Asociación Guipuzcoana de Investigación y Prevención del Abuso de Drogas, Agipad, incidió en lo mismo de una forma más directa. "Es una alternativa a la separación madre e hijo. Hay que tener en cuenta que sólo el 7% de los menores (tras haber sido separado de su madre durante el tratamiento) vuelve con sus padres biológicos, pero el resto permanece con la familia extensa", recordó.

Entre otras líneas de actuación, el presidente de Agipad destacó que el programa de tratamiento interviene preventivamente en la calidad del vínculo con el hijo, redefiniendo en positivo la inflexión que supone la maternidad e incidiendo en la futura estructuración de la personalidad del niño.

El servicio, que recibe el nombre de Haurtxoak y cuya capacidad anual alcanza a 26 adultos y 18 niños, tiene tres fases.

La primera, que tiene una duración de dos meses, es la admisión y diagnóstico, donde se desarrolla una propuesta personalizada de tratamiento. Ésta tiene lugar en la sede de Agipad en la calle Javier de Barkaiztegi de Donostia, en el barrio de Amara.

En la segunda, la fase residencial en la Comunidad Terapeútica, que puede prolongarse entre seis meses y un año, el tratamiento se lleva a la práctica con una intervención estructurada e intensiva que posibilita procesos de cambio. En esta fase se fortalece el vínculo entre la madre y el hijo al incorporar a este último en el tratamiento. Este periodo se desarrolla en el nuevo centro que, en este sentido, sólo tiene cabida para acoger a entre seis y ocho adultos y a otros seis menores.

En la última fase, la de inserción social, se considera que tanto la madre como el hijo ya están preparados para afrontar una vida normal bajo supervisión. En este periodo, por tanto, se realiza una intervención estructurada conforme a los recursos personales y del entorno, que se puede prolongar entre seis y doce meses.

Aunque su inauguración tuvo lugar ayer, el servicio lleva en funcionamiento desde diciembre y ya ha atendido en estos seis meses a una veintena de mujeres.

En el servicio los niños, además, encontrarán otros programas transversales encaminados a favorecer su crecimiento y maduración psicoafectiva.

"abrir huella" Los representantes de las instituciones que colaboran en el proyecto asistieron al acto de inauguración que tuvo lugar en la iglesia de Zorroaga y en la que todos coincidieron en señalar las bondades de un proyecto que "emociona", como afirmó el presidente de Kutxa, Xabier Iturbe, o una iniciativa que cumple "una muy valiosa labor", en palabras del diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano.

El lehendakari, Juan Jose Ibarretxe, dijo que Agipad, en su conjunto, es ejemplo de innovación, ya que cuando comenzó su labor en el ámbito de la drogodependencia, hace 28 años, sólo se sabía que "había una nueva plaga que afectaba hasta matar a nuestros hijos". Entonces, este colectivo guipuzcoano "abrió huella" atendiendo las primeras patologías asociadas a los drogodependientes y ahora, de nuevo, afirmó el lehendakari, "nos permite estar a la cabeza, ser un referente a nivel europeo".
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Miér Feb 11, 2009 12:38 am

La hepatitis viral y los usuarios de drogas inyectables



Millones de estadounidenses sufren de hepatitis viral. Éste es un problema particularmente agudo entre los usuarios de drogas inyectables (UDI). Un conocimiento cada vez mayor del problema ha llevado a emprender nuevas iniciativas, sin embargo, los esfuerzos para prevenir estas enfermedades y reducir sus repercusiones de salud, financieras y sociales tropiezan con obstáculos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Miér Feb 11, 2009 11:55 pm

Cómo y por qué se empiezan a consumir drogas?

Cómo y por qué las personas comienzan a consumir alcohol y otras drogas? No existe una sola respuesta a esta pregunta. Sin duda, en el caso de muchos jóvenes, el consumo de alcohol y otras drogas se inicia como reacción a la presión de los compañeros. Es natural que los jóvenes deseen "encajar," es decir, ser aceptados por sus amigos o sus compañeros de clase. Cualesquiera que sean las razones, el primer uso de drogas puede ser peligroso. Las investigaciones demuestran que una vez que se ha comenzado a consumir alcohol u otras drogas, muy frecuentemente se sigue una secuencia predecible que conduce a problemas derivados de su uso.

El abuso de drogas comienza con frecuencia con el uso ilícito de drogas legales y con el consumo de alcohol (que es ilegal para los menores) y el tabaco; en muchos casos los usuarios pasan de esas sustancias a la marihuana. Algunos usuarios, incluso más de la mitad de los adolescentes que consumen estas sustancias, con el tiempo pasan a consumir otras drogas ilícitas o combinaciones de drogas. Por esta razón, el alcohol, el tabaco y la marihuana han sido denominadas con frecuencia drogas "de paso." El uso de drogas como la cocaína y la heroína es raro en personas que no han consumido previamente alcohol, tabaco o marihuana.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Dom Feb 15, 2009 5:15 pm

Drogadicto muerto por sobredosis

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Dom Feb 22, 2009 10:40 pm

Fumando heroina





INHALANTES

¿QUÉ SON LOS INHALANTES ?

1.-Los Inhalantes son substancias que se usan para "ponerse bien", entre los más comunes están las colas, pegamentos, pinturas....Liberan componentes químicos, alteran de forma transitoria, pero reversible, la actuación cerebral.-2.- Son substancias de uso doméstico e industrial, gasolina, pegamentos, quitamanchas, aerosoles, gas encendedores, etc....-3.-Favorecen su consumo la fácil adquisición, se venden indiscriminadamente en muchos comercios ;

-Bajo coste

-Venta autorizada

-Efectos rápidos e intensos, la inhalación es de inmediata absorción por los pulmones.

¿CUÁLES SON LOS MOTIVOS Y FORMAS DE CONSUMO DE LOS INHALANTES ?

4.-Curiosidad entre los adolescentes y la realidad. Integración grupal, formar parte de un grupo. Presión del grupo y búsqueda de placer.-5.- Las alternativas de consumo suelen ser :

-Impregnar un trapo o pañuelo con gasolina o disolvente y aspirar profundamente.

-Colocar pegamento en una bolsa de plástico e inhalar por la boca o la nariz.

-Los aerosoles directamente por la nariz o por la boca.

¿CUÁLES SON LOS EFECTOS DE LOS INHALANTES ?

6.-Similar a la embriaguez, sensación de bienestar, hablar confusamente, visión borrosa, desorientación, torpeza mental, somnolencia....7.-Igual que el alcohol los inhalantes son depresores del sistema nervioso central, depresión general que puede dar lugar a sueño, estupor o coma.-8.-Irritación. Conjuntivitis de los ojos y vias respiratorias superiores, lagrimeo, tos, gastritis, inhibición del apetito y dolor de cabeza.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS Y DAÑOS ASOCIADOS AL USO DE INHALANTES ?

9.-Trastornos gastrointestinales (náuseas, vómitos...), Trastornos renales y hepáticos. Arritmias. Alteración respiratoria (bronquitis crónica, edema pulmonar...). Conjuntivitis crónica. Muerte súbita por fallo cardiaco, muerte por aspiración de vómitos, muerte por arritmia ventricular.-10.-A nivel psicológico aparición de alucinaciones visuales. Irritabilidad, disminución de la concentración, deterioro del rendimiento escolar, absentismo escolar.

LOS INHALANTES SON VENENOSOS

Los inhalantes son un numeroso grupo de sustancias tóxicas volátiles utilizadas a través de la nariz o de la boca ( insuflación o aspiración), que producen depresión y/o estimulación en el sistema nervioso, causando alteraciones de la percepción neuro-sensorial, distorsiona los sentidos, afecta a las funciones cerebrales con trastornos de la personalidad y de la conducta.

A esta adicción se la conoce también como la "Cocaína de los 90" afectando principalmente a niños, adolescentes y jóvenes.

Los Inhalantes no son drogas, son substancias químicas tóxicas que al ser inhaladas alteran las funciones cerebrales, causan daños al organismo y pueden causar la muerte súbita.

Existen más de 1000 productos disponibles en tiendas como ferreterias, droguerías, supermercados y farmacias que pueden ser Inhalantes, en todas las casas hay Inhalantes al alcance de los niños y adolescentes ya que debemos aclarar que el uso de estos productos no representa riesgo de toxicidad cuando son utilizados con las debidas precauciones y adecuadas medidas de seguridad ya que son productos útiles para el desarrollo de muchas actividades de la vida cotidiana.

¿PORQUÉ SE ABUSA DE LOS ANHALANTES ?

Principalmente es debido a la facilidad que tienen los consumidores de adquirirlo por su bajo coste o por tenerlos al alcance de la mano en casa.

No se necesita ningún instrumento para su uso.

Su uso puede hacerse en cualquier lugar, son fáciles de esconder y difíciles de detectar.

Los adultos generalmente desconocen su consumo y tienden a negar que sus hijos usen Inhalantes.

Un factor muy importante es que los niños y jóvenes desconocen las consecuencias dramáticas que pueden acarrear su uso.

¿CUÁLES SON LOS INHALANTES MÁS FRECUENTES ?

Algunos de los inhalantes mas comúnmente usados se reflejan en el siguiente cuadro

Producto substancia química tóxica
Adhesivos
Adhesivos y pegamentos

Pegamentos de modelos de plástico

Cemento PVC
Tolueno, Xileno, Acetato de Etilo,

Hexano,Tolueno Cloruro de Metilo,

Metil-etil-ketona, Metil-butil-kerona

Tricloroetileno
Aerosoles
Pintura de Aerosol

Disolvente de Aerosol,

Aerosol para el Pelo

Aromatizantes Ambientales

Aerosoles Analgésicos
Gas Butano, Gas Propano, Fluoroclorocarbones, Tolueno, Otros hidrocarburos

Gas Burtano, Gas Propano, Fluoroclorocarbones

Fluoroclorocarbones

Fluoroclorocarbones
Anestésicos
Gaseosos

Líquidos

Locales
Óxido Nitroso

Halotano, Enflurano

Cloruro de Etilo
Productos de Limpieza
Limpieza en seco

Quitamanchas

Desgrasadores
Tetracloroetileno, Tricloroetano

Tetracloroetileno, Tricloroetano

Tetracloroetileno, Tricloroetano, Tricloroetileno
Solventes
Disolvente de Pintura de Uñas

Disolvente Pinturas

Tiners

Corrector Líquido

Gas Líquido

Extinguidores contra fuego
Acetona

Tolueno, Cloruro de Metileno, Metanol

Tolueno, Cloruro de Metileno, Metanol

Tolueno, Cloruro de Metileno, Metanol

Metano, Etano, Butano, Propano

Bromoclorodiflurometano

(Lista confeccionada por Charles Sharpe, Ph.d, y Neil Rosenberg M.D.)

CARACTERISTICAS DE LOS QUE USAN INHALANTES

El uso experimental empieza en la infancia, aproximadamente de 8 a 9 años de edad hasta la adolescencia, pudiendo en algunos casos empezar antes y ocasionalmente usarse en la edad adulta.

El abuso de Inhalantes es causa de estados disruptivos de la conducta y alteraciones en la conducta social. Por este motivo hay un mayor incremento de la delincuencia , que a diferencia de otras drogas no es motivo de conseguir dinero para conseguirla sino por las alteraciones causadas en la conducta.

El inicio es generalmente por invitación y por el afán de experimentar sensaciones nuevas y por la ignorancia de sus efectos negativos.

El abuso de Inhalantes puede presentarse en todos los niveles sociales pero por su bajo coste y facilidad de adquisición es principalemte en los niveles socioeconómicos mas bajos donde se produce su principal consumo.

En los adultos el consumo de Inhalantes suele ir relacionado con algunas ocupaciones o trabajos donde se manejan alguno de los materiales relacionados con los Inhalantes.

En general los consumidores de Inhalantes suelen tener problemas de comunicación familiar.

En la escuela puede ser indicio de consumo de Inhalantes pueden ser las expulsiones, suspensiones, ausentismo, bajas calificaciones, problemas de atención, violencia en la escuela, alteración de la memoria reciente, disminución de la capacidad de abstracción y razonamiento y pérdida del interés de superación académica y personal.

El nivel de inteligencia disminuye, disminuye su evaluación visual, conceptual, desarrollo práctico de actividades y del lenguaje. Se presentan frecuentemente problemas psicológicos y emocionales. Se producen cambios en la personalidad volviéndose antisocial y depresivo. Frecuentemente hay ataques de pánico, ansiedad, depresión y enojo. Hay cambios marcados en el terreno afectivo.

El consumidor de Inhalantes se vuelve descuidado en el vestir y descuida la higiene corporal. Se produce un aislamiento en su entorno familiar prefiriendo deambular por las calles con amigos o compañeros de consumo.

SIGNOS SÍNTOMAS Y EFECTOS DE LARGA DURACIÓN

Frecuentemente hay olor o aliento a substancias químicas, irritación de la nariz, manchas de substancias químicas o pintura en la nariz, boca, mano y/o ropa. Los ojos pueden estar enrojecidos o inyectados, algunas veces con movimientos oculares laterales rápidos e involuntarios (nistagmus).

Los efectos inmediatos son : mareos, somnolencia, pérdida de equilibrio, descoordinación motriz, apariencia de estar borracho, temblores finos, abertura de las piernas al andar, alteración de la memoria, falta de concentración, distracción fácil, lentitud de movimientos. Le puede seguir un estado de excitación, tensión muscular, aprensión, agitación, fácil irritabilidad, cambio en la presión arterial y ritmo cardiaco. Se presentan cambios de conducta y personalidad, puede haber enojo y llegar a fuerte violencia física y/o verbal. Debido a que el efecto dura de 15 a 45 minutos, el adicto tiende a inhalar o insuflar nuevamente la substancia tóxica. El lenguaje es lento y entrecortado, habla incoherente y descoordinado. Puede tener náuseas, vómito y pérdida del apetito.

Inmediatamente después del consumo existe el riego de presentar convulsiones, caer en estado de coma o morir súbitamente debido a arritmias cardiacas, asfixia o un accidente vascular cerebral. Algunas veces, después de varias horas de su consumo, se desarrollan acumulación de líquidos e inflamación de los pulmones (edema pulmonar), o pneumonitis química o neumonías y convulsiones.

El uso repetido o crónico deja daños permanentes en el organismo. Temblores, incoordinación, mal equilibrio, reducción de la memoria y de la inteligencia, estados de depresión, psicosis, infartos cerebrales, trastornos del lenguaje , epilepsias, trastornos de la sensibilidad y movimiento de las extremidades, daños en el hígado, riñones, leucemia, bronquitis crónica, ceguera, sordera, daños cerebrales irreversibles y problemas respiratorios crónicos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Mar Mar 03, 2009 10:54 pm

Enjuiciando a un traficante de drogas









Cómo acabar con la guerra antidrogas y sus terribles consecuencias

Fernando Gómez





No hay más que escuchar, leer y ver las noticias para darnos cuenta de las terribles consecuencias de la guerra contra las drogas ilegales: corrupción, capturas masivas, daño ecológico, desplazamiento de millones de personas por las batallas campales por el control de los territorios con cultivos ilícitos, extradición, duras penas de prisión, toxicidad agregada por la impureza de las drogas callejeras, y un enorme sufrimiento de los millones de víctimas de esta guerra insana.

¿Todo para qué? Para que los americanos y otros dejen de consumir drogas ilegales. Si es así, ha sido una guerra inútil y todo ese espantoso dolor de la guerra ha sido en vano, ya que el consumo no ha disminuido.



¿Cómo es que llegamos a esta situación? ¿Será posible acabar con la guerra antidrogas y sus terribles consecuencias? Responder estas preguntas es el objetivo de este artículo.



Aunque la humanidad ha usado (y abusado de) ciertas drogas (tales como el alcohol, la coca, la marihuana, el opio y sus derivados, y el tabaco) durante siglos, el llamado problema de la droga (o abuso de drogas, o drogadicción, o farmacodependencia) es un invento del siglo XX con la promulgación de las leyes antidrogas y con la inclusión de la drogadicción en la lista de enfermedades mentales de las asociaciones psiquiátricas. Hasta ese entonces, no teníamos ningún problema de la droga, ni la palabra adicción tenía el sentido peyorativo y psiquiátrico de hoy. Los nazis llamaron el problema judío a la persecución y exterminio de millones de judíos. De igual modo, los poderes de hoy llaman el problema de la droga a la persecución de millones de comerciantes y consumidores de drogas ilegales. Por otro lado, adicción, etimológicamente, significa apego, dedicación. Las adicciones pueden ser buenas y malas, dependiendo de quien hable. Beethoven y Mozart eran adictos a la música, Dalí y Magritte a la pintura, y Borges y Neruda a la literatura. Los liberales son adictos al liberalismo, los conservadores al conservatismo, los católicos a la misa, los evangélicos a la Biblia, los musulmanes al Corán, los judíos a la Torah y así sucesivamente. Nada de eso convierte a dichas adicciones en enfermedades que tenemos que curar.



Sin embargo, desde que empezamos a hablar de drogadicción, la simple palabra adicción ha sido corrompida hasta el punto de que cuando alguien dice que Fulano es un adicto todo el mundo enseguida piensa que Fulano consume drogas ilícitas.



En otras palabras, no son las religiones ni los partidos, per se, los que hacen daño (aunque pueden hacerlo), sino las persecuciones religiosas y políticas. De igual manera, no son las drogas, per se, las que hacen daño (aunque pueden hacerlo) sino la persecución farmacológica.



¿QUÉ HACER?



¿Qué hacer, entonces, ante semejante panorama tan desolador?



Quienes hablan de legalizar las drogas tienen perdida la mitad de la batalla por la libertad y la responsabilidad humanas, ya que legalizar es permitir, como cuando un padre deja que los hijos se acuesten más tarde para ver televisión. De modo que quienes hablan de legalizar las drogas ven al Estado como un padre a quien hay que pedir permiso para usar drogas.



Por otra parte, el economista y Premio Nobel Milton Friedman, el escritor Carlos Fuentes, el filósofo Fernando Savater, el psiquiatra Thomas Szasz y otras destacadas personalidades mundiales han insistido en que la alternativa más inteligente para acabar con el problema de la guerra antidrogas(que no es lo mismo que hablar de acabar con el problema de la droga) es despenalizarlas. No obstante, esta propuesta ha sido acogida con oídos sordos por parte de los legisladores y con duro rechazo por parte de los poderosos políticos antidrogas quienes echan leña al fuego de la pasión antidrogas para conseguir votos en las elecciones, y quienes se encargan de mantener vigente la poderosa burocracia estatal de las agencias antidrogas.

Por otro lado, estoy convencido de que si George Washington, Thomas Jefferson, Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander, Benito Juárez, José de San Martín y Bernardo O´Higgins y demás padres de las patrias vieran a los ejércitos y las policías de las repúblicas utilizados en pelear esta guerra inicua e ilógica se estremecerían del dolor y se refugiarían rápidamente en sus tumbas.



En 1919, los americanos añadieron la Enmienda XVIII, que prohibía el alcohol, a la Constitución de los Estados Unidos de América. ¿Cuáles fueron las consecuencias? Corrupción y criminalidad alrededor del alcohol, las que se acabaron en 1933, cuando fue derogada la Enmienda. De igual modo, postulo yo, el día que deroguemos las leyes antidrogas terminarán la corrupción y la violencia relacionadas con las drogas interdictas.



Toda persona educada sabe hoy que el alcohol, el tabaco y las drogas psiquiátricas(en particular los llamados antipsicóticos) son drogas tóxicas con efectos adversos y hasta letales. Sin embargo, el alcohol y el tabaco son promovidos ampliamente , pero ahora con las advertencias obligatorias por ley que dicen “El exceso de alcohol puede ser perjudicial para la salud”, “ El tabaco es nocivo para la salud” y “Prohibida la venta a menores” ; y las drogas psiquiátricas son formuladas por médicos, muchas veces sin las advertencias sobre sus peligros.



De la misma manera, me atrevo a imaginar, el día que deroguemos las leyes antidrogas, se acabe la guerra y las drogas sean de venta libre, al igual que el alcohol y el tabaco, llevarán advertencias que digan algo así como “ El exceso de cocaína puede ser perjudicial para la salud”, “La heroína es nociva para la salud”, y “Prohibida la venta a menores”.



REFERENCIAS



Gómez,F.L. “La guerra contra las drogas ilegales”, en “La libertad y el psicoanálisis”. Barranquilla: Editorial Antillas, 1998.

Gómez, F.L. “El Holocausto Farmacológico”, “El opio: de medicamento bendito a droga maldita”, “George Soros y la guerra contra las drogas”, “Voltaire, Szasz y las drogas ilegales”, “Thomas Jefferson y el opio”, José María Aznar y las drogas ilícitas”, “La vacuna contra la cocaína: un absurdo científico”, “El nazismo y la guerra de las drogas”, “Julio Mario Santodomingo y el cáncer del narcotráfico”, y “El gran crimen político de la guerra de las drogas”, en “Asilo de cuerdos”. Barranquilla: Editorial Antillas, 2000.

Gómez,F.L. “La enfermedad mental: mito o realidad” (05-marzo-04), en últimas novedades, en www.opinatio.com

Gómez,F.L. “El internamiento psiquiátrico involuntario: ¿tratamiento o tortura?” (04-julio-04), en últimas novedades, en www.opinatio.com

Gómez,F.L. “La enfermedad mental: un concepto anticuado” (7 de julio de 2004), en www.ilustrados.com

Szasz, T.S. Ceremonial Chemistry: The ritual persecution of drugs, addicts and pushers. Garden City: Anchor Press/Doubleday, 1974. Traducida como “Droga y ritual.”

Szasz, T.S. Our Rigth to Drugs: The Case for a Free Market. Syracuse: Syracuse University Press, 1992. Traducida como “Nuestro derecho a las drogas.”

Szasz, T.S. Taking Drug Laws Seriously (2003), en www.szasz.com.



RESUMEN



La guerra contra las drogas ilegales, llevada a cabo para acabar con la drogadicción, ha tenido terribles consecuencias. Aunque la humanidad ha usado drogas durante siglos, el llamado problema de la droga es un invento del siglo XX. El asunto ahora no es cómo acabar con las drogas sino cómo poner fin a la guerra antidrogas para aprender a convivir pacíficamente. La opción más inteligente es derogar las leyes antidrogas.



PALABRAS CLAVES



Abuso de drogas. Drogadicción. Farmacodependencia. Guerra antidrogas. Leyes antidrogas. Medicina. Psicología. Política antidrogas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Sáb Mar 14, 2009 1:14 am

El pago de vender drogas y ser capturado





Padres Drogadictos.

Padres Drogadictos, como ayudar a los padres drogadictos, que actitudes tomar, como reconocer que nuestro/s padres se droga/n, datos a tener en cuenta para hablar y ayudarlos y toda la información para hijos de padres Drogadictos.

Un refrán muy conocido dice que las apariencias engañan. Y ese podría ser el caso del hijo de tu vecino o de la mejor amiga de tu hija. Ellos aparentan ser jóvenes perfectamente normales y que disfrutan de una vida alegre. Pero detrás de sus dulces rostros, guardan un gran secreto del cual sienten que no pueden hablar: mi mamá o mi papá es un alcohólico o drogadicto.



Cuando los jóvenes crecen en un hogar en el que uno de los padres abusa de sustancias controladas, pueden desarrollar problemas que potencialmente perduren toda su vida. Corren el riesgo de sufrir de depresión y ansiedad, a menudo carecen de destrezas sociales/interpersonales o de otro tipo y tratamienton una probabilidad mayor de desarrollar problemas de abuso de sustancias controladas que los jóvenes que no tratamienton un padre adicto.



Los jóvenes de padres que abusan de sustancias controladas también pueden sentirse aislados, avergonzados o temerosos de traer amigos de visita a su casa. Los expertos dicen que estos jóvenes necesitan adultos comprensivos que los ayuden, aunque sea sólo para conversar de la situación, demostrándoles que desahogarse al respecto no significa que estén traicionando a sus padres. Estos adultos de confianza (como parientes, amigos, maestros, entrenadores o el personal de enfermería de la escuela) pueden ayudar a los jóvenes de padres que abusan de sustancias controladas a sentirse menos solos, faltos de cariño y confundidos por las acciones de sus padres. Estos adultos comprensivos pueden hacerles entender que la situación por la que están pasando no es su culpa, ya que ellos no pueden curar a sus padres y probablemente no pueden mejorar lo que está pasando.



Los adultos pueden reconocer a los jóvenes que sufren de este tipo de problema si están atentos a señales como: llegar tarde a la escuela, la tendencia de mantenerse apartados de otras personas, inestabilidad en el desempeño académico y en otras funciones y/o el padecimiento de enfermedades físicas como dolores de cabeza o de estómago sin causa aparente. A veces, el mero hecho de conversar en un ambiente familiar o en la escuela sobre su situación particular es suficiente apoyo para un niño. En otras ocasiones, estos jóvenes necesitan ayuda a través de un grupo de apoyo como Alateen. Por ejemplo, una niña de 12 años que participa en un programa de apoyo para jóvenes de padres que abusan de sustancias controladas dijo: "El grupo es como una familia para mí. Está lleno de personas jóvenes que me entienden y me siento segura ahí. Frecuentemente me recuerdan que no es mi culpa y me brindan esperanza".

Los adultos comprometidos que trabajan a diario con hijos de padres que abusan de sustancias controladas se pueden convertir en un apoyo permanente para estos jóvenes.




Drogadictos cada vez más jóvenes

Hemos hecho referencia en muchas oportunidades a los problemas que enfrentan la niñez y juventud
Nuestra recurrencia a ese tema se basa en el elemental argumento de que en sus integrantes está depositado el futuro, la continuidad misma de la Argentina; su desarrollo armónico y equilibrado es una tarea que incumbe a las actuales generaciones que tienen poder de decisión para actuar tanto sobre esos menores como sobre las condiciones en que se desenvuelven.

El país que tenemos ahora, bueno o malo, según cada cual lo considere desde la óptica de su propia experiencia es el que nos legaron nuestros mayores. Si alguien adhiere a la primera proposición, es misión de quienes en la actualidad vivimos en él hacerlo todavía mejor; si a la segunda, corresponde que se lo encarrile dentro de condiciones de justicia y progreso acordes con sus enormes posibilidades.

El caso es que quienes hereden ese país por desaparición de quienes hoy son mayores o por el simple hecho del recambio generacional que se produce en ciertas etapas de la vida, ven comprometido su futuro por las carencias y falencias que se dan en el presente.

Hemos hecho ya referencia a los cambios de valores que deben dar sustento ético a la sociedad nacional; antiguos conceptos caen en la consideración general por considerarse que han perdido vigencia frente a los cambios que traen las nuevas épocas; pero no aparecen los que puedan congregar a todos, mayores y menores, en un proceso de superación.

Los jóvenes del presente, y esto ciertamente no los incluye a todos, sino a una parte considerable de su generación, tienen problemas en materia de capacitación, tema que ya ha sido objeto y lo seguirá siendo de esta columna. Pero deben ser agregados otros que se ven potenciados por una inadecuada preparación y una creciente falta de contención.

Así, entre la ignorancia y la desatención, faltos de guía y consejo, muchos jóvenes no sólo fracasan en sus estudios, sino que ingresan en hábitos que pueden llegar a marcar en forma definitiva su fracaso como seres humanos.

Hace algunos días, Los Andes dio cuenta de que los organismos encargados de estudiar las pautas de comportamiento de los sectores juveniles han determinado que la edad de inicio de muchos adolescentes en consumos peligrosos, como el de marihuana y alcohol, ha bajado desde la edad de quince años a la de trece.

Esto marca una situación peligrosa. Si una persona de mayor edad tiene pocas posibilidades de escapar de este tipo de hábitos incluso cuando los ha adquirido en etapas posteriores de la vida, cabe preguntarse qué posibilidades tienen esos adolescentes de abandonar el consumo de drogas con un inadecuado bagaje de conocimientos y escaso o nulo control por parte de sus núcleos familiares, los que en muchos casos ni siquiera existen.

A lo señalado, debe agregarse que se están haciendo disponibles otro tipo de sustancias que son ofrecidas y consumidas por adolescentes y hasta niños: pasta base de cocaína, de extraordinario poder adictivo y tóxico, es uno de los venenos a que acceden chicos de la calle y otros que formalmente cuentan con hogares debidamente constituidos. A esto deben agregarse sustancias industriales, como el tolueno y algunos combustibles, y productos de laboratorio destinados a potenciar los efectos del alcohol.

De alguna forma debe la Argentina enfrentar este real y concreto peligro: son muchos los jovencitos que caen en las garras de los traficantes -que ahora pretenden se despenalice el comercio de marihuana- y que difícilmente puedan abandonar esos hábitos sin un programa de ayuda que englobe y supere a los que ahora se encuentran en vigencia, en muchos casos encarados por entidades intermedias no oficiales.

Los efectos destructores de estos consumos se evidencian tanto en el comportamiento de los jóvenes en las aulas como en sus hogares; y cuando no pueden conseguir la sustancia a la cual están acostumbrados, no pocos salen a robar y hasta a matar para asegurarse un adecuado suministro, el que cada vez debe ser mayor.

No puede la generalidad de la sociedad argentina desentenderse del problema en la errónea concepción de que afecta a otros y es a ellos a quienes corresponde enfrentarlo.

Muchas tremendas sorpresas se han dado en el seno de hogares cuando los progenitores se llegaron a percatar que uno de sus hijos había optado por consumir drogas, pese a sus consejos en otro sentido.



Un nuevo centro trata en Donostia a padres drogadictos con hijos de 0-3 años
agipad ofrece una atención "integral y específica" también para embarazadas
El servicio, pionero en el Estado, fue inaugurado ayer por el lehendakari, quien lo definió como un "referente europeo"

El diputado general, Markel Olano, y el lehendakari Ibarretxe destapan la placa del nuevo centro ante la mirada del presidente de Agipad.Foto: r. plaza
ana úrsula soto enviar a un amigo imprima este texto texto normal texto medio texto grande

Donostia. El lehendakari Juan José Ibarretxe inauguró ayer en Donostia un centro "pionero en el Estado" de tratamiento "integral y específico" de drogodependencia a mujeres embarazadas o personas con hijos a su cargo menores de tres años.

"Pregúntale si sabe que no hay nada que me aleje de él, él es parte de mi alma, de mis entrañas y de mi piel", cantó al término del acto la ex integrante de Mocedades, Idoia Arteaga, recogiendo, en definitiva, el espíritu con el que nace este servicio, cuya Comunidad Terapéutica se ubica en el alto de Zorroaga.

Fernando Ibarreta, presidente de la Asociación Guipuzcoana de Investigación y Prevención del Abuso de Drogas, Agipad, incidió en lo mismo de una forma más directa. "Es una alternativa a la separación madre e hijo. Hay que tener en cuenta que sólo el 7% de los menores (tras haber sido separado de su madre durante el tratamiento) vuelve con sus padres biológicos, pero el resto permanece con la familia extensa", recordó.

Entre otras líneas de actuación, el presidente de Agipad destacó que el programa de tratamiento interviene preventivamente en la calidad del vínculo con el hijo, redefiniendo en positivo la inflexión que supone la maternidad e incidiendo en la futura estructuración de la personalidad del niño.

El servicio, que recibe el nombre de Haurtxoak y cuya capacidad anual alcanza a 26 adultos y 18 niños, tiene tres fases.

La primera, que tiene una duración de dos meses, es la admisión y diagnóstico, donde se desarrolla una propuesta personalizada de tratamiento. Ésta tiene lugar en la sede de Agipad en la calle Javier de Barkaiztegi de Donostia, en el barrio de Amara.

En la segunda, la fase residencial en la Comunidad Terapeútica, que puede prolongarse entre seis meses y un año, el tratamiento se lleva a la práctica con una intervención estructurada e intensiva que posibilita procesos de cambio. En esta fase se fortalece el vínculo entre la madre y el hijo al incorporar a este último en el tratamiento. Este periodo se desarrolla en el nuevo centro que, en este sentido, sólo tiene cabida para acoger a entre seis y ocho adultos y a otros seis menores.

En la última fase, la de inserción social, se considera que tanto la madre como el hijo ya están preparados para afrontar una vida normal bajo supervisión. En este periodo, por tanto, se realiza una intervención estructurada conforme a los recursos personales y del entorno, que se puede prolongar entre seis y doce meses.

Aunque su inauguración tuvo lugar ayer, el servicio lleva en funcionamiento desde diciembre y ya ha atendido en estos seis meses a una veintena de mujeres.

En el servicio los niños, además, encontrarán otros programas transversales encaminados a favorecer su crecimiento y maduración psicoafectiva.

"abrir huella" Los representantes de las instituciones que colaboran en el proyecto asistieron al acto de inauguración que tuvo lugar en la iglesia de Zorroaga y en la que todos coincidieron en señalar las bondades de un proyecto que "emociona", como afirmó el presidente de Kutxa, Xabier Iturbe, o una iniciativa que cumple "una muy valiosa labor", en palabras del diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano.

El lehendakari, Juan Jose Ibarretxe, dijo que Agipad, en su conjunto, es ejemplo de innovación, ya que cuando comenzó su labor en el ámbito de la drogodependencia, hace 28 años, sólo se sabía que "había una nueva plaga que afectaba hasta matar a nuestros hijos". Entonces, este colectivo guipuzcoano "abrió huella" atendiendo las primeras patologías asociadas a los drogodependientes y ahora, de nuevo, afirmó el lehendakari, "nos permite estar a la cabeza, ser un referente a nivel europeo".
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Mar Abr 07, 2009 11:09 pm

Efedrina




El abuso de drogas y la drogadicción

Mucha gente no comprende por qué algunas personas se vuelven adictas a las drogas ni cómo las drogas cambian el cerebro para que éste fomente el abuso compulsivo de las drogas. Creen erróneamente que el abuso de drogas y la drogadicción son estrictamente problemas sociales y a veces caracterizan a los toxicómanos como personas moralmente débiles. Otra creencia muy común es que los toxicómanos deberían poder dejar de consumir drogas con sólo estar dispuestos a cambiar su comportamiento. La gente a menudo no se da cuenta de lo compleja que es la drogadicción y que ésta es una enfermedad que impacta el cerebro. Por esta razón, dejar de abusar de las drogas no se trata simplemente de tener fuerza de voluntad. Gracias a los avances científicos, ahora sabemos con mucha más exactitud cómo las drogas trabajan en el cerebro y también sabemos que la drogadicción sí se puede tratar exitosamente, ayudando así a que el toxicómano deje de abusar de las drogas y vuelva a tener una vida productiva.

El abuso de drogas y la drogadicción son una carga pesada para la sociedad. Según algunos cálculos, el costo total del abuso de sustancias en los Estados Unidos, incluyendo costos relacionados a la salud y al crimen así como la pérdida de productividad, excede el medio billón de dólares anuales. Esta cifra incluye aproximadamente $181 mil millones por drogas ilícitas,1 $168 mil millones por tabaco2 y $185 mil millones por alcohol.3 A pesar de lo abrumadoras que son estas cifras, no logran ilustrar cabalmente el verdadero impacto del abuso de drogas y de la drogadicción sobre la salud publica, el que incluye la desintegración de la familia, la pérdida del empleo, el fracaso en la escuela, la violencia doméstica, el abuso infantil y otros crímenes.
¿Qué es la drogadicción?

La drogadicción es una enfermedad crónica del cerebro, a menudo con recaídas, caracterizada por la búsqueda y el uso compulsivo de drogas a pesar de las consecuencias nocivas para el adicto y para los que le rodean. La drogadicción se considera una enfermedad del cerebro porque el abuso de drogas produce cambios en la estructura y en el funcionamiento del cerebro. Si bien es cierto que en el caso de la mayoría de las personas la decisión inicial de tomar drogas es voluntaria, con el tiempo los cambios en el cerebro causados por el abuso repetido de las drogas pueden afectar el autocontrol y la habilidad del usuario para tomar decisiones sensatas, al mismo tiempo que envían impulsos intensos de usar drogas.

Debido a estos cambios en el cerebro es muy difícil para el drogadicto lograr dejar de abusar de las drogas. Afortunadamente hay tratamientos que ayudan a contrarrestar los efectos poderosamente destructores de la adicción y a recuperar el control. Las investigaciones demuestran que para la mayoría de los pacientes el mejor método de asegurar el éxito es una combinación de medicamentos para tratar la adicción, cuando los hay, con la terapia conductual. Se puede lograr una recuperación sostenida y una vida sin abuso de drogas usando enfoques diseñados específicamente para tratar el patrón de abuso de drogas especifico de cada paciente conjuntamente con cualquier problema médico, psiquiátrico o social concurrente.

Al igual que muchas otras enfermedades crónicas con recaídas, como la diabetes, el asma o las enfermedades del corazón, la drogadicción puede tratarse exitosamente. De manera parecida a otras enfermedades crónicas, es común que haya recaídas y que el drogadicto comience a usar drogas nuevamente. Estas recaídas, sin embargo, no significan un fracaso. Más bien son una señal de que se debe reinstaurar o ajustar el tratamiento o de que es necesario un tratamiento alternativo para que la persona recobre el control y pueda recuperarse.
¿Qué le pasa al cerebro cuando se usan drogas?

Las drogas son sustancias químicas que infiltran el sistema de comunicación del cerebro interrumpiendo el envío, la recepción y el procesamiento normal de información entre las células nerviosas. Hay por lo menos dos maneras que las drogas pueden hacer esto: 1) imitando los mensajes químicos naturales del cerebro o 2) sobreestimulando el “circuito de gratificación” del cerebro.

Algunas drogas, como la marihuana y la heroína, tienen una estructura similar a la de ciertos mensajeros químicos llamados neurotransmisores, que el cerebro produce de manera natural. Debido a esta semejanza, estos tipos de drogas pueden “engañar” a los receptores del cerebro, logrando activar las células nerviosas para que envíen mensajes anormales.

Otras drogas, como la cocaína o la metanfetamina, pueden hacer que las células nerviosas liberen cantidades exageradas de los neurotransmisores naturales o pueden bloquear el reciclaje normal de estas sustancias químicas del cerebro, lo cual es necesario para cortar la señal entre las neuronas. Esto resulta en un mensaje sumamente amplificado que a su vez dificulta los patrones normales de comunicación

Casi todas las drogas, directa o indirectamente, atacan al sistema de gratificación del cerebro inundándolo con dopamina. La dopamina es un neurotransmisor que se encuentra en las regiones del cerebro que regulan el movimiento, las emociones, la motivación y las sensaciones placenteras. Normalmente, este sistema responde a los comportamientos naturales relacionados a la sobrevivencia (comer, pasar tiempo con los seres queridos, etc.), pero cuando es sobreestimulado por las drogas produce sensaciones de euforia. Esta reacción inicia un patrón que “enseña” a las personas a repetir el comportamiento de abuso de drogas.

Cuando una persona continúa abusando de las drogas, el cerebro se adapta a estas oleadas abrumadoras de dopamina produciendo menos dopamina o disminuyendo el número de receptores de dopamina en el circuito de gratificación. Como resultado, el impacto de la dopamina sobre el circuito de gratificación se ve disminuido, limitando así el placer que el usuario es capaz de derivar no sólo de las drogas, sino que también de cosas que anteriormente le causaban placer. Esta disminución obliga al drogadicto a continuar abusando de drogas en un intento por lograr que la función de la dopamina regrese a su nivel normal. Sin embargo, ahora puede que necesite consumir una cantidad mayor de droga a fin de elevar la función de dopamina a su nivel normal inicial. Este efecto se conoce como tolerancia.

El abuso a largo plazo también causa cambios en otros sistemas y circuitos químicos del cerebro. El glutamato es un neurotransmisor que influye sobre el circuito de gratificación y la habilidad para aprender. Cuando el abuso de drogas altera la concentración óptima del glutamato, el cerebro intenta compensar este desequilibrio, lo que puede deteriorar la función cognitiva. Las drogas de abuso facilitan el aprendizaje subconsciente (condicionado), lo que hace que el usuario sienta deseos incontrolables de usar drogas cuando ve un lugar o una persona que asocia con ellas, aun cuando la droga en sí no está disponible. Los estudios de imágenes del cerebro de los drogadictos muestran cambios en las áreas del cerebro esenciales para el juicio, la toma de decisiones, el aprendizaje, la memoria y el control del comportamiento. En conjunto, todos estos cambios pueden hacer que el toxicómano se vuelva adicto a las drogas, es decir, que las busque y las use compulsivamente a pesar de las consecuencias adversas
¿Por qué algunas personas se vuelven adictas a las drogas y otras no?

No hay un solo factor que determine que alguien se vuelva o no drogadicto. El riesgo de volverse drogadicto se ve afectado por la constitución biológica de la persona, el entorno social y la edad o etapa de desarrollo en que se encuentra. Mientras más factores de riesgo se tienen, mayor es la probabilidad de que el abuso de drogas se convierta en adicción. Por ejemplo:

* Biología: Los genes con los que se nace, en combinación con las influencias del entorno, son responsables de alrededor de la mitad de la susceptibilidad a la adicción. El sexo, la etnia y la presencia de otros trastornos mentales también pueden influir sobre el riesgo para el abuso de drogas y la drogadicción.

* Entorno o medio ambiente: El entorno de cada persona incluye muchos factores, desde la familia y los amigos hasta el estado socioeconómico y la calidad de vida en general. Ciertos factores como la presión de los amigos o colegas, el abuso físico o sexual, el estrés y el papel que juegan los padres, pueden tener una influencia enorme sobre el curso del abuso de drogas y la drogadicción en la vida de una persona.

* Etapa de desarrollo: Los factores genéticos y ambientales interactúan con las etapas críticas del desarrollo humano afectando la susceptibilidad a la adicción, siendo la adolescencia una etapa en que se enfrenta un doble reto. Si bien el consumo de drogas a cualquier edad puede llevar a la adicción, mientras más temprano se comienza a consumir drogas, mayor es la probabilidad de progresar al abuso más serio. Esto se debe a que las áreas del cerebro que gobiernan la toma de decisiones, el juicio y el auto control aún se están desarrollando durante la adolescencia, lo que hace que los adolescentes sean especialmente proclives a comportamientos de riesgo, lo que incluye la experimentación con las drogas de abuso.

La clave está en la prevención

La drogadicción es una enfermedad prevenible. Los resultados de las investigaciones auspiciadas por el NIDA han demostrado que los programas de prevención que involucran a la familia, la escuela, la comunidad y los medios de comunicación son eficaces para reducir el abuso de drogas. Si bien hay muchos eventos y factores culturales que afectan la tendencia de abusar las drogas, cuando los jóvenes perciben al abuso de drogas como perjudicial, reducen el mismo. Por lo tanto, es necesario ayudar a los jóvenes y al público en general a comprender los riesgos del abuso de drogas y continuar promoviendo, a través de los maestros, padres y profesionales de cuidados de la salud, el mensaje que la drogadicción se puede prevenir si la persona se abstiene de comenzar a abusar de las drogas en primera instancia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Mar Jun 02, 2009 1:50 am

La cocaína es una droga estimulante y altamente adictiva. La sal de clorhidrato, la forma en polvo de la cocaína, se puede inhalar o disolver en agua para inyectarse. El crack es la cocaína que no ha sido neutralizada por un ácido para convertirse en sal de clorhidrato. Este tipo de cocaína viene en forma de cristales de roca que se pueden calentar y cuyos vapores se pueden fumar. El término "crack" se refiere al crujido que se oye cuando se calientan los cristales.*

No importa la forma ni la frecuencia de consumo, el usuario de cocaína se expone a tener una emergencia cardiovascular o cerebrovascular aguda, como un ataque al corazón o al cerebro (éste último también conocido como apoplejía, embolia, derrame cerebral o trombosis en español y como "stroke" en inglés), que pueden resultar en la muerte súbita. Las muertes relacionadas con la cocaína a menudo son el resultado de un paro cardiaco o una convulsión seguida de un paro respiratorio.

Peligros para la salud
La cocaína es un estimulante poderoso del sistema nervioso central que interfiere con el proceso de reabsorción de la dopamina, un mensajero químico asociado con el placer y el movimiento. La acumulación de la dopamina resulta en una estimulación continua de las neuronas “receptoras”, lo cual está asociado con la euforia comúnmente reportada por las personas que abusan de la cocaína.

Los efectos físicos del consumo de la cocaína incluyen constricción de los vasos sanguíneos, dilatación de las pupilas y aumento en la temperatura corporal, frecuencia cardiaca y presión arterial. La duración de los efectos eufóricos inmediatos de la cocaína (que incluyen hiperestimulación, agudeza mental y disminución de la fatiga) dependen de la forma de administración. Cuanto más rápida sea la absorción, más intensa será la euforia pero más breve será su duración. La euforia puede durar de 15 a 30 minutos si se inhala la cocaína, y de 5 a 10 minutos si se fuma. Un aumento en el uso de cocaína puede reducir el período de tiempo de euforia en el usuario y aumentar el riesgo de adicción.

Algunas de las personas que usan cocaína informan sentir desasosiego, irritabilidad y ansiedad. Se puede desarrollar tolerancia a la euforia y muchos son los adictos que informan tratar en vano de conseguir que la droga les produzca el mismo placer que sintieron la primera vez que la usaron. Ciertos usuarios aumentan su dosis para intensificar y prolongar los efectos eufóricos. Así como se puede desarrollar tolerancia a la euforia, hay usuarios que también pueden volverse más sensibles a los efectos anestésicos y convulsivos de la cocaína. Este aumento de la sensibilidad puede explicar algunas de las muertes que ocurren después de consumir dosis aparentemente bajas de cocaína.

Episodios de uso sostenido y repetido de cocaína, en dosis cada vez más altas, pueden llevar a un estado creciente de irritabilidad, desasosiego y paranoia. Esto puede resultar en un período de psicosis paranoica total en la que el usuario pierde el sentido de la realidad y padece de alucinaciones auditivas.

Otras complicaciones asociadas con el uso de la cocaína incluyen alteraciones en el ritmo cardiaco, ataques al corazón o al cerebro, dolor en el pecho, falla respiratoria, convulsiones, dolor de cabeza y complicaciones gastrointestinales tales como dolor abdominal y náusea. Ya que la cocaína tiene la tendencia a disminuir el apetito, muchos usuarios habituales pueden presentar signos de desnutrición.

Las diferentes maneras de consumo de la cocaína pueden ocasionar diferentes efectos adversos. Por ejemplo, la inhalación regular de la cocaína puede llevar a la pérdida del sentido del olfato, sangrados nasales, problemas para tragar, ronquera y secreción nasal crónica. La ingestión de cocaína puede causar gangrena intestinal grave debido a la reducción del flujo sanguíneo al intestino. Las personas que se inyectan cocaína pueden experimentar una reacción alérgica aguda y al igual que cualquier usuario de drogas inyectables, tienen mayor riesgo de contraer el VIH y otras enfermedades de transmisión sanguínea.


Un peligro adicional: el etileno de cocaína
Cuando las personas combinan el consumo de cocaína con alcohol, están agravando el peligro que presenta cada una de estas drogas y, sin saberlo, realizan en sus propios cuerpos un experimento químico complejo. Varios investigadores auspiciados por el NIDA han encontrado que al combinar el uso de cocaína con alcohol, el hígado humano fabrica una tercera sustancia, el etileno de cocaína, que intensifica los efectos eufóricos de la cocaína y potencialmente aumenta el riesgo de muerte repentina.

Tratamiento
El abuso generalizado de la cocaína ha desencadenado un esfuerzo extensivo para establecer programas de tratamiento para este tipo de toxicomanía.

Una de las principales prioridades investigativas del NIDA es la de encontrar un medicamento que bloquee o reduzca en gran medida los efectos de la cocaína, para ser utilizado como parte de un programa de tratamiento integral. Algunos de los investigadores auspiciados por el NIDA también están estudiando medicamentos que ayuden a aliviar el deseo vehemente por la droga ("craving") que a menudo sienten las personas bajo tratamiento por adicción a la cocaína. Actualmente se están investigando la seguridad y eficacia de varios medicamentos que podrían ser usados en el tratamiento para la adicción a la cocaína.

Además de los medicamentos, las intervenciones conductuales, en particular la terapia cognitiva-conductual, pueden ser eficaces para disminuir el consumo de la droga. Lograr proporcionar una combinación óptima de tratamiento y servicios para cada persona es esencial para lograr resultados exitosos.


Alcance del uso
Estudio de Observación del Futuro (MTF, por sus siglas en inglés)**
En el 2005, las tasas de uso en la vida, anual y en los últimos 30 días de cocaína se mantuvieron estables en los tres grados encuestados por el MTF. De igual manera, en el 2005, la percepción del daño ocasionado por el uso ocasional se mantuvo estable reportándose cifras del 65.3 por ciento de los estudiantes del 8º grado, 72.4 por ciento de los de 10º grado y 60.8 por ciento de los de 12º grado.


Uso de cualquier forma de cocaína por estudiantes, 2005:
Estudio de Observación del Futuro

Estudiantes
del 8º grado Estudiantes
del 10º grado Estudiantes
del 12º grado
En la vida 3.7% 5.2% 8.0%
Anual 2.2% 3.5% 5.1%
30 días 1.0% 1.5% 2.3%



Uso de cocaína crack por estudiantes, 2005:
Estudio de Observación del Futuro

Estudiantes
del 8º grado Estudiantes
del 10º grado Estudiantes
del 12º grado
En la vida 2.4% 2.5% 3.5%
Anual 1.4% 1.7% 1.9%
30 días 0.6% 0.7% 1.0%




Grupo de Trabajo de Epidemiología en la Comunidad (CEWG, por sus siglas en inglés)****
De acuerdo con una fuente de datos federales, las tasas de mención de cocaína como factor de muerte fueron particularmente altas en las ciudades de Nueva York/Newark, Detroit, Boston y Baltimore. Los datos de los informes de los médicos forenses locales señalaron a Texas y Filadelfia como los lugares con las tasas más altas de muertes relacionadas con la cocaína en el período del 2003 al 2004.

Las admisiones a tratamientos por uso primario de cocaína en el 2004 correspondieron al 52.5 por ciento de las admisiones a tratamientos (excluyendo las relacionadas al alcoholismo) en Atlanta, al 38.9 por ciento en Nuevo Orleáns y aproximadamente al 36 por ciento en Texas y Detroit.

Encuesta Nacional sobre el Uso de Drogas y la Salud (NSDUH, por sus siglas en inglés)*****
En el 2004, 34.2 millones de americanos mayores de 12 años informaron haber usado cocaína alguna vez en la vida y de éstos, 7.8 millones reportaron haber usado crack. Alrededor de 5.6 millones reportaron uso anual de cocaína y de éstos, 1.3 millones informaron haber usado crack. Alrededor de 2 millones de americanos informaron haber usado cocaína en los últimos 30 días (uso actual), y de éstos, 467.000 informaron haber usado crack. Se calcula que hubo alrededor de 1 millón de usuarios nuevos de cocaína en el 2004 (aproximadamente 2.700 por día) y la mayoría eran mayores de 18 años, con la edad promedio al momento del primero uso siendo de 20.0 años.

El porcentaje de jóvenes entre 12 y 17 años que reportaron haber usado cocaína alguna vez en la vida fue del 2.4 por ciento en el 2004. Entre los adultos jóvenes de 18 a 25 años, la tasa fue del 15.2 por ciento, es decir, no hubo una diferencia significativa con respecto al año anterior. Sin embargo, en el caso de la cocaína crack, hubo una disminución estadísticamente significativa en la tasa de uso en la vida entre los jóvenes de 12 a 17 años de edad.

El uso de crack en el mes anterior bajó entre los jóvenes de 16 y 17 años pero subió para los de 21 a 25 años. Los jóvenes de 21 años también mostraron un aumento en el uso en el año anterior tanto de crack como de cocaína.

El uso de cocaína en el mes anterior bajó para las jóvenes de 12 a 17 años y para los asiáticos mayores de 12 años pero aumentó entre los negros de 18 a 25 años de edad. Hubo una disminución en el uso de cocaína en el año anterior entre los asiáticos de 18 a 25 años de edad.

Después de una disminución entre el 2002 y el 2003, los datos de la NSDUH muestran un aumento en el número de personas que en su tratamiento más reciente en un centro especializado fueron tratadas para problemas de uso de cocaína, habiendo subido de 276.000 en el 2003 a 466.000 en el 2004.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Miér Dic 09, 2009 8:34 pm

Drogadicta







LAS DROGAS Y LOS JÓVENES

Unas de las drogas mas consumidas por los jóvenes, son las de diseño, en las que destaca el MDMA o éxtasis; sintetizado en 1912, por la industria farmacéutica alemana, como supresor del apetito. Sus principales efectos son aluciones o ilusiones.

La gran mayoría de decomisos provienen de Holanda, si bien una parte ha podido producirse en España o en el Reino Unido.

Las adicciones presentan efectos, los más graves incluyen una mayor frecuencia del corazón, edema pulmonar, hipertensión arterial, fiebre, hemorragias internas y fallos renales. Existen estudios que indican que producen daños cerebrales. Como dijo William S.Burroughs: “El adicto ofrece un espectáculo impresionante. Es incapaz de coordinación, se tambalea, se cae de los taburetes de la barra de un bar, se queda dormido en mitad de una frase, se le cae la comida de la boca. Se muestra confuso, pendenciero y estúpido".

Por supuesto las adicciones también implican dependecia física (requiere la presencia de una droga para continuar su funcionamiento normal, se manifiesta con un gran malestar físico) y psicólogica (necesidad compulsiva por consumisir una droga para sentirse bien, aunque no le sea necesaria).

El 85% de los jóvenes españoles considera que el consumo de heroína tiene respuestas muy peligrosas y un 65% percibe lo mismo del éxtasis.

Sin embargo, sólo el 23% cree que consumir cannabis tiene peligro.

En cuanto a los métodos para combatir el consumo de drogas, los jóvenes españoles son los que menos importancia dan a la lucha contra el narcotráfico, ya que sólo el 44% dice que es eficaz, frente al 59% de la media comunitaria. Los españoles cree que es más eficaz el tratamiento y la rehabilitación, así como las campañas de información.

Actualmente las campañas que se emprenden en la televisión española pretenden evitar la drogadicción en adolescentes.

Esta nueva forma de representar las vivencias en televisión de la vida de los adolescentes pretenden desde un punto de vista de la cultura juvenil reforzar y desarrollar una actitud critica hacia las drogas informando y previniendo sobre los efectos o consecuencias del ingerir drogas.

El éxito o fracaso de una campaña publicitaria en televisión dependen del grado de realismo con el que se toca o representa el tema de las drogas. No basta con decir que las drogas son malas o que las drogas no tienen nada que ver con el alcohol.

El realismo con el que actualmente las campañas de publicidad en España se realizan es una buena manera de empezar a trabajar sobre la prevención de la drogadicción.

Esta impresión cruda pero al fin verdadera de las situaciones por las que pasa un adolescente representadas en televisión favorece la identificación del publico joven con situaciones que le pueden ayudar a no aceptar o simplemente evitar el consumo de drogas.

Vivir el día a día, el éxito social, el dinero, el disfrute del presente, etc... son algunos de los valores que van cobrando fuerza. El consumo de drogas está en sintonía con estas posturas emergentes en nuestra sociedad. Cuando las drogas y sus consumidores se ven como algo ajeno a lo social, y se reduce a la imagen del heroinómano, se afirma que este grupo carece en absoluto de valores. Sin embargo, cuando las drogas y sus consumidores son percibidos de manera más próxima —consumos de fin de semana, consumos experimentales, más recreativos, o más percibidos al estar ligados al éxito social—, aparecen en una categoría mucho más normalizada y no suscitan la atribución de contravalores. Resulta significativo cómo, en ocasiones, la sociedad adulta percibe y vive ese tipo de consumos como cosa de jóvenes.

España es el segundo país de la UE con mayor porcentaje de jóvenes que consumen cannabis, por detrás de Francia, ya que el 15% de los jóvenes españoles ha tomado esta droga en el último mes, según una encuesta sobre 'Las actitudes y opiniones de los jóvenes de la Unión Europea con relación a las drogas' publicada por la Comisión Europea.
Francia encabeza la clasificación de porcentaje de jóvenes que consumen cannabis con el 19,8%, mientras que la media de la UE es del 11,3% de los jóvenes.

En cuanto a otro tipo de drogas, España ocupa el tercer lugar de la tabla con el 3,7% de los jóvenes que declara que consume otro tipo de sustancias. Sólo está por encima Irlanda con el 4,8% y el Reino Unido con el 4,4% de los jóvenes. La media comunitaria se sitúa en el 2,7%.
Además, el 29,4% de los jóvenes españoles declara haber probado alguna vez el cannabis, y un 12,2% señala que ha consumido otro tipo de drogas.

Los jóvenes no se sienten responsables de su propio comportamiento: hacen lo que se espera que hagan, lo que se les pide que hagan. Van sobre la cuerda floja entre la tranquilidad de lo normal, que es su comportamiento de consumo, y el temor por los riesgos del mismo. A veces, esta disyuntiva se soluciona así: el consumo propio es el normal y el de los otros el descontrolado; la actitud propia es la legítima y la de los que desfasan es la irresponsable. Manuel Amigo Quintana, jefe del servicio de Coordinación de Salud Pública, subrayó que «los jóvenes son mucho más permeables que los adultos, que ya tienen una conducta adquirida»

La drogadicción es un grave problema social. El adolescente, su familia, amistades y la comunidad donde se desarrolla este son los principales perjudicados por esta actividad.

Respecto a la facilidad para obtener las sustancias, el 90% de los jóvenes españoles dice que es muy fácil comprar la droga en establecimientos como pubs o clubs, y un 66,2% indica que es fácil conseguirla cerca de colegios. Estas percepciones de la juventud española se sitúan a la cabeza del resto de los países comunitarios.

Asimismo, el 71% de los jóvenes españoles percibe que es fácil comprar droga cerca de su casa y cerca del 90% declara que se puede adquirir en fiestas.

El que cerca de 200 mil drogadictos mueran al año en el mundo indica el preocupante aumento en el número de personas que ingieren drogas ocasionalmente o que ya son adictos y que están fuertemente influidas o relacionadas con el aumento de la violencia social y la comisión de delitos.

Existen muchos ejemplos para hacer evidente el peligro social que representan las drogas, y que permiten afirmar con absoluta certeza que, por un lado la sociedad esta jugando un papel protagónico en la influencia sobre los adolescentes, y por el otro que es la misma sociedad quien con su apatía discrimina, corroe y humilla a los adolescentes que necesitan de su apoyo y limitan en sus capacidades para desarrollarse íntegramente.

El análisis conjunto de los distintos valores ha permitido establecer ocho tipo de ideales en los que se pueden ver reflejados distintos grupos de la población española: normativo (93,7 %), altruista (36,8 %), presentista (27,7 %), arreligioso (24,5%), aventurero (7,8 %), ventajista (4,9 %), incívico (2 %) y xenófobo asocial (0,4 %). El estudio relaciona cada uno con la probabilidad de que exista un mayor riesgo o protección frente a los consumos.

El normativo —que representa a casi un 94 % de la sociedad—, muestra la tendencia cultural general: consumo de sustancias legales y cierta protección frente a las ilegales.

Los expertos en adicciones concuerdan en que para poder ayudar a nuestros seres queridos a vivir libres de las drogas, podemos realizar acciones concretas con enormes posibilidades de éxito.

Entre ellas destacamos las siguientes:
-La familia no es “culpable” de la adicción , pero sí es responsable de su reacción ante ella.

-No lo culpabilice con el fin de intentar parar su uso. Decir cosas como "si realmente me quisieras, dejarías de usar drogas" o "con tu conducta nos estás matando" sólo crea sentimientos negativos que dan al paciente más excusas para continuar usándolas.

- Hay que ser realistas, dejar el hábito de abusar de sustancias es difícil; no se engañe pensando que el adicto está "curado" cuando ha sido desintoxicado, este es únicamente el primer paso de un tratamiento que deberá ser más completo.

- Cuando el adicto ha comenzado un tratamiento lo más probable es que se presenten recaídas, acéptelas como algo que puede suceder en enfermedades crónicas.

- Establece reglas adecuadas en casa y vigila que sean respetadas.
- El abandono del uso de drogas debe ser siempre responsabilidad del propio adicto, ya que es el único capaz de hacerlo. No obstante, es muy importante el apoyo de la pareja o familia para su recuperación. Nadie puede controlar a un adicto que no desea dejar de usar sustancias, pero éste sí puede controlar a quienes se lo permitan.

Existe una estrecha relación entre los problemas de las drogas y el alcohol. El alcohol es claramente el más grande problema de estupefacientes que existen actualmente. Una radical reducción en su consumo, probablemente sería la medida más positiva en la lucha contra las drogas.

De no atacar este problema, dentro de muy poco tiempo la droga de cualquier tipo correrá el riesgo de ser aceptada socialmente tal y como sucede con el consumo del alcohol.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jesús E. Salgado
Master
Master
avatar

Cantidad de envíos : 1140
Edad : 74
Localización : Sur de California/ dentro de poco Sur de Sinaloa
Fecha de inscripción : 07/12/2008

MensajeTema: Re: La adición de las drogas   Jue Dic 17, 2009 10:08 pm

Peyote




Los alucinógenos: LSD, peyote, psilocibina y PCP

Durante siglos se han usado compuestos alucinógenos en la forma de plantas y hongos (o setas) y sus extractos, principalmente en los ritos religiosos. Casi todos los alucinógenos contienen nitrógeno y se clasifican como alcaloides. Muchos alucinógenos tienen una estructura química similar a la de los neurotransmisores (por ejemplo, parecida a la de la acetilcolina, la serotonina o la catecolamina) por lo que pueden interferir temporalmente con la acción de los mismos ligándose a sus sitios receptores. Sin embargo, los mecanismos exactos de cómo ejercen estas sustancias sus efectos alucinógenos aún no están claros. Este InfoFacts trata sobre cuatro tipos comunes de alucinógenos:

* LSD (dietilamida del ácido lisérgico-d): Es una de las sustancias químicas más potentes que alteran el estado de ánimo. Fue descubierta en 1938 y se fabrica a partir del ácido lisérgico, que se encuentra en el cornezuelo, un hongo que crece en el centeno y otros granos.

* Peyote: Es un cactus pequeño sin espinas cuyo ingrediente principal activo es la mezcalina. Esta planta ha sido utilizada por los nativos del norte de México y del suroeste de los Estados Unidos en sus ritos religiosos. La mezcalina también se puede producir a través de una síntesis química.

* Psilocibina (4-fosforiloxi-N, N-dimetiltriptamina): Se obtiene de ciertos tipos de hongos "mágicos" originarios de las regiones tropicales y subtropicales de América del Sur, México y los Estados Unidos. Por lo general, estos hongos contienen menos del 0.5 por ciento de psilocibina además de cantidades mínimas de psilocina, otra sustancia alucinógena.

* PCP (fenciclidina): Se desarrolló en los años cincuenta como una anestesia intravenosa, pero su uso se descontinuó debido a sus efectos secundarios sumamente adversos.

¿Cómo se abusan los alucinógenos?

Las mismas características que hicieron que los alucinógenos fueran usados en ritos y tradiciones espirituales también los impulsaron a ser usados como drogas de abuso. En particular, y a diferencia de la mayoría de las drogas, los efectos de los alucinógenos son altamente variables y se caracterizan por no ser confiables ya que producen diversos efectos en diferentes personas o en la misma persona en diferentes ocasiones. Eso se debe principalmente a variaciones en la cantidad y en la composición de los principios activos especialmente en los alucinógenos derivados de plantas y hongos. Debido a su naturaleza impredecible, su uso puede ser particularmente peligroso.

* LSD: Se vende en tabletas, cápsulas y ocasionalmente en forma líquida, por lo que generalmente se toma por vía oral. A menudo se la agrega a un papel absorbente que se divide en pedazos decorativos, cada uno de los cuales equivale a una dosis. Las experiencias, con frecuencia conocidas como "viajes", son de larga duración y típicamente comienzan a disiparse después de unas 12 horas.

* Peyote: La parte superior del cactus peyote –también conocida como corona– está compuesta por botones en forma de discos que se cortan dejando atrás la raíz. Estos botones se secan y generalmente se mastican o se remojan en agua para producir un líquido intoxicante. La dosis alucinógena de la mezcalina es de alrededor de 0.3 a 0.5 gramos y su efecto dura unas 12 horas. Debido a que el extracto es tan amargo, algunas personas prefieren preparar una decocción haciendo hervir el cactus varias horas.

* Psilocibina: Los hongos que contienen psilocibina se pueden conseguir frescos o secos y típicamente se consumen por vía oral. La psilocina (4-hidroxi-N, N-dimetiltriptamina) y la psilocibina (4-fosforiloxi-N, N-dimetiltriptamina) no pierden su potencia cuando se cocinan o se congelan las preparaciones hechas con estos hongos, por lo que se puede hacer una decocción o añadir a otros alimentos para ocultar su sabor amargo. Los efectos de la psilocibina emergen a los 20 minutos de su ingestión y duran aproximadamente 6 horas.

* PCP: Es un polvo blanco cristalino que se disuelve fácilmente en agua o alcohol. Tiene un gusto químico amargo distintivo. Se puede teñir fácilmente, por lo que se comercializa en una gran variedad de tabletas, cápsulas y polvos de colores. Normalmente se inhala, fuma o ingiere. Para fumarla, a menudo se agrega la PCP a algún tipo de hoja como la menta, perejil, orégano o marihuana. Dependiendo de la cantidad y de la vía de consumo, los efectos de la PCP duran alrededor de 4 a 6 horas.

¿Cómo afectan los alucinógenos al cerebro?

La LSD, el peyote, la psilocibina y la PCP son drogas que producen alucinaciones, es decir, ocasionan una distorsión profunda de la percepción de la realidad. Las personas que están bajo la influencia de los alucinógenos ven imágenes, oyen sonidos y sienten sensaciones que parecen ser reales pero que no lo son. Algunos alucinógenos también producen cambios emocionales rápidos y agudos. La LSD, el peyote y la psilocibina producen sus efectos inicialmente interrumpiendo la interacción de las células nerviosas con el neurotransmisor serotonina.1 El sistema de serotonina se encuentra distribuido a lo largo del cerebro y la médula espinal y ayuda a gobernar los sistemas conductuales, perceptivos y regulatorios, incluyendo el estado de ánimo, el hambre, la temperatura corporal, la conducta sexual, el control muscular y la percepción sensorial. La PCP, mientras tanto, actúa principalmente a través de un tipo de receptor de glutamato en el cerebro que es importante en la percepción del dolor, las repuestas al entorno y la memoria.

A pesar de la inexistencia de estudios controlados de investigación adecuados sobre los efectos específicos de estas drogas en el cerebro humano, se han publicado estudios menores y varios informes de casos que documentan algunos de los efectos asociados al uso de alucinógenos:

* LSD: Se observan cambios más drásticos en las sensaciones y sentimientos que en la parte física. Es posible que el usuario sienta varias emociones diferentes al mismo tiempo o que pase rápidamente de una emoción a otra. Si se toma una dosis suficientemente alta, la droga produce delirio y alucinaciones visuales. El sentido del tiempo y de la identidad propia se alteran. Las sensaciones parecen "entrecruzarse", dando al usuario la impresión de oír los colores y ver los sonidos. Estos cambios pueden ser aterradores, causándole pánico al usuario. Algunas personas tienen pensamientos aterrorizantes y sentimientos de desesperación, tienen miedo de perder el control, de volverse locos o de morir cuando están usando LSD.

Los usuarios también pueden tener "flashbacks", sensaciones de "déjà vu" o reviviscencias, es decir, recurrencias alucinatorias de ciertos aspectos de sus experiencias con la droga. Un "flashback" sucede repentinamente, por lo general sin previo aviso, y puede ocurrir desde unos días hasta un año después de haber usado LSD. En algunas personas, estas reviviscencias pueden persistir y causar gran angustia o deterioro en el funcionamiento social o laboral, lo que se conoce como el trastorno perceptivo persistente por alucinógenos (HPPD, por sus siglas en inglés).

Con el tiempo, la mayoría de usuarios de LSD disminuyen o dejan su consumo voluntariamente. La LSD no se considera una droga adictiva ya que no produce un comportamiento caracterizado por la búsqueda compulsiva de la droga. Sin embargo, sí produce tolerancia por lo que algunos usuarios que la usan repetidamente deben tomar dosis cada vez más altas para lograr el mismo nivel de intoxicación que habían logrado previamente. Ésta es una práctica sumamente peligrosa, dado lo impredecible que es la droga. Además, se ha reportado una tolerancia cruzada entre la LSD y otros alucinógenos.

* Peyote: Aún no existe una comprensión clara de los efectos sicológicos y cognitivos residuales que perduran a largo plazo de la mezcalina, el principio activo del peyote. Un estudio reciente no encontró evidencia de que hubiera déficits psicológicos o cognitivos en los indígenas norteamericanos que usan peyote regularmente en sus ritos religiosos.2 Sin embargo, cabe notar que estos hallazgos tal vez no se apliquen a las personas que abusan de la droga repetidamente para propósitos recreacionales. Los usuarios de peyote también pueden tener "flashbacks" o reviviscencias.

* Psilocibina: Los principios activos en los hongos "mágicos" tienen propiedades parecidas a las de la LSD y producen alteraciones en la función autonómica, los reflejos motores, el comportamiento y la percepción.3 Las consecuencias psicológicas del uso de psilocibina incluyen alucinaciones, una percepción alterada del tiempo y la incapacidad de discernir la fantasía de la realidad. También puede haber reacciones de pánico y psicosis, especialmente si el usuario consume una dosis alta. Todos los efectos a largo plazo, incluyendo los "flashbacks", el riesgo de enfermedad psiquiátrica, el deterioro de la memoria y la tolerancia, han sido descritos en informes de casos.

* PCP: En 1965 se descontinuó el uso de la PCP como anestesia aprobada en seres humanos debido a que los pacientes a menudo se mostraban agitados, delirantes e irracionales cuando se recuperaban de sus efectos anestésicos. La PCP es una "droga disociativa", es decir, que distorsiona las percepciones visuales y auditivas y produce sentimientos de aislamiento o disociación del entorno y de sí mismo. La PCP se introdujo como droga de venta en la calle en los años sesenta y rápidamente adquirió la fama de que causaba reacciones adversas y que no valía la pena el riesgo de consumirla. Sin embargo, algunos consumidores se sentían atraídos por la sensación de fuerza, poder e invulnerabilidad que da la droga así como por el efecto narcótico que puede producir. Entre los efectos psicológicos adversos reportados están:

o Síntomas parecidos a los de la esquizofrenia como delirio, alucinaciones, paranoia, pensamiento perturbado y una sensación de distanciamiento del entorno.
o Perturbaciones en el estado de ánimo: Por ejemplo, alrededor del 50 por ciento de las personas que acudieron a salas de emergencia presentando problemas inducidos por drogas y que cumplían con los criterios para uso de PCP en las últimas 48 horas, reportaron un aumento significativo en los síntomas de ansiedad.4
o Las personas que consumen PCP por periodos prolongados afirman sufrir de pérdida de memoria, dificultad para hablar y pensar, depresión y pérdida de peso. Los síntomas pueden persistir hasta un año después de haber dejado de usar esta droga.
o Adicción: La PCP es adictiva. Su uso repetido puede llevar al deseo vehemente o ansias por la droga y a comportamientos caracterizados por la búsqueda compulsiva de PCP a pesar de las graves consecuencias adversas.

¿Qué otros efectos adversos sobre la salud tienen los alucinógenos?

Frecuentemente hay efectos adversos desagradables como resultado del uso de alucinógenos. Una de las razones de estos efectos es que a menudo hay gran cantidad de ingredientes psicoactivos en cualquier fuente de alucinógenos.3

* LSD: Los efectos de la LSD dependen en gran parte de la cantidad que se ha consumido. La LSD dilata las pupilas, puede aumentar la temperatura corporal, la frecuencia cardiaca y la presión arterial. También puede causar sudoración profusa, pérdida de apetito, dificultad para dormir, sequedad bucal y temblores.

* Peyote: Sus efectos pueden ser similares a los de la LSD e incluyen un aumento en la temperatura corporal y frecuencia cardiaca, movimientos descoordinados (ataxia), sudoración profunda y rubor. Existe por lo menos un informe que asocia a la mezcalina, el principio activo del peyote, con anomalías fetales.5

* Psilocibina: Puede producir relajamiento o debilidad muscular, ataxia, dilatación excesiva de las pupilas, náusea, vómito y somnolencia. Los usuarios también corren el riesgo de envenenamiento si llegan a equivocarse creyendo que una de las muchas variedades de hongos venenosos es un hongo psilocibínico.

* PCP: En dosis pequeñas a moderadas, los efectos psicológicos de la PCP incluyen un aumento leve en la frecuencia respiratoria y un aumento pronunciado en la presión arterial y la frecuencia del pulso. La respiración se vuelve superficial y puede haber rubor y sudoración profusa, entumecimiento generalizado de las extremidades y pérdida de coordinación muscular.

En dosis altas, puede disminuir la presión sanguínea, la frecuencia del pulso y la respiración. Esto puede acompañarse de náusea, visión borrosa, oscilación de los ojos, babeo, pérdida de equilibrio y mareo. Con frecuencia es necesario llevar a los consumidores de PCP a la sala de emergencia debido a una sobredosis o por la severidad de los efectos psicológicos desfavorables de la droga. Mientras están intoxicados, los consumidores de PCP pueden mostrarse violentos o con tendencias suicidas, por lo que constituyen un peligro a sí mismos y a los demás. Las dosis altas de PCP pueden resultar en convulsiones, coma y muerte (aunque la muerte con frecuencia es el resultado de lesiones accidentales o suicidio durante un episodio de intoxicación con PCP). Debido a los efectos sedantes que también puede tener la PCP, la interacción con otros depresores del sistema nervioso central, como el alcohol y las benzodiacepinas, también puede producir el estado de coma.

¿Qué opciones de tratamiento existen?

A menudo se busca tratamiento para la intoxicación por alucinógenos alcaloideos (como la psilocibina), la cual es generalmente sintomática, cuando se tienen "viajes" malos durante los cuales el paciente puede llegar a causarse daño.6 El tratamiento usualmente es más de apoyo, por ejemplo, proveer un cuarto sin mucho ruido ni estimulación sensorial. Ocasionalmente se utilizan las benzodiacepinas para controlar la agitación extrema o las convulsiones.

Existen muy pocos datos publicados sobre los resultados de tratamientos para la intoxicación por PCP. Los médicos deben tomar en cuenta que las reacciones adversas agudas pueden ser el resultado de una sinergia con el alcohol.7 Las investigaciones actuales sobre el manejo de las sobredosis con PCP que atentan contra la vida se concentran en un enfoque de inmunización pasiva con el desarrollo de anticuerpos anti-PCP.8 Aunque no haya un tratamiento específico para el abuso y la adicción a la PCP, los tratamientos hospitalarios o las terapias conductuales suelen ayudar a pacientes con una variedad de adicciones, entre ellas, a la PCP.
¿Cuál es la magnitud del abuso de alucinógenos?

De acuerdo a la Encuesta Nacional sobre el Uso de Drogas y la Salud (NSDUH, por sus siglas en inglés)* del 2006, en ese año hubo 1.1 millones de personas de 12 años de edad o mayores, que reportaron haber usados alucinógenos por primera vez en los últimos 12 meses.
LSD

Estudio de Observación del Futuro** (MTF, por sus siglas en inglés)
No hubo un cambio en el patrón de consumo de LSD del 2006 al 2007 en ninguno de los periodos de prevalencia entre los estudiantes que formaron parte de la encuesta de 8º, 10º y 12º grado. Sin embargo, hubo una reducción significativa del 60.7 por ciento en el 2006 al 56.8 por ciento en el 2007 en el número de estudiantes de 10º grado que percibían que consumir LSD regularmente constituía un riesgo. También se observó una reducción significativa en el número de estudiantes de este grado que desaprobaban el consumo de LSD una o dos veces (del 71.2 por ciento en el 2006 al 67.7 por ciento en el 2007) y en el número de estudiantes que desaprobaban consumir LSD regularmente (del 74.9 por ciento en el 2006 al 71.5 por ciento en el 2007). Estos cambios en actitud pueden señalar un aumento futuro en el consumo, un resultado altamente preocupante después de las grandes reducciones que se han visto desde mediados de los años noventa, época en que el consumo de LSD entre los jóvenes llegó a su punto máximo.
Uso de LSD por estudiantes, Estudio de Observación del Futuro 2007
Estudiantes de
8° grado Estudiantes de
10° grado Estudiantes de
12° grado
En la vida***
1.6% 3.0% 3.4%
Anual
1.1% 1.9% 2.1%
30 días
0.5% 0.7% 0.6%


Encuesta Nacional sobre el Uso de Drogas y la Salud* (NSDUH)
En el 2006, más de 23 millones de personas de 12 años o mayores reportaron haber usado LSD alguna vez en la vida (9.5 por ciento); sin embargo, menos de 700,000 la habían usado en el año anterior. No hubo cambio significativo entre el 2005 y el 2006 en el número de personas que habían consumido LSD por primera vez en el año anterior.
Peyote y psilocibina

Es difícil calcular la magnitud del uso de estos alucinógenos ya que la mayoría de las fuentes de datos que cuantifican el consumo de drogas excluyen a éstas. El Estudio de Observación del Futuro** reportó que en el 2007, el 7.7 por ciento de estudiantes de 12º grado habían usado alucinógenos (no incluyendo LSD) por lo menos una vez en la vida. Este grupo de drogas incluye el peyote, la psilocibina y otras. El consumo en el año anterior se reportó en 4.8 por ciento.
PCP

Estudio de Observación del Futuro** (MTF)
En el 2007, entre los estudiantes de 12º grado, el 2.1 por ciento informó haber consumido PCP alguna vez en la vida, el 0.9 por ciento reportó uso en el año anterior; y el 0.5 por ciento reportó uso en el mes anterior.*** No hay datos disponibles para el uso de PCP por estudiantes de 8º y de 10º grado.

Encuesta Nacional sobre el Uso de Drogas y la Salud* (NSDUH)
En el 2006, 6.6 millones de personas de 12 años en adelante informaron haber usado PCP alguna vez en la vida (el 2.7 por ciento), aunque solamente 187,000 personas en este grupo de edad reportaron uso en el año anterior, lo que representa un aumento mínimo con respecto al 2005.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La adición de las drogas   

Volver arriba Ir abajo
 
La adición de las drogas
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Detenido un conocido empresario por tráfico de drogas en el Port
» Muestras de sangre y saliva en los controles de drogas obligatorios
» Hablar de drogas con tus hijos, Como ?
» Hasta en “sopas” introducen drogas a los centros penales
» Mister X pide la legalización de todas las drogas

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Política Mexicana y Cosas Peores :: EL BAR :: CULTURA Y SOCIEDAD :: LIBROS, MUSICA, VIDEOS Y FILOSOFIA-
Cambiar a: